Imágenes del 21 de enero, captadas por cámaras de vigilancia, muestran a un oso polar que camina tranquilamente por nevadas calles en el archipiélago ruso de Nueva Zembla, para luego entrar a un conjunto residencial, según rt.

Después de algunas vueltas por el pasillo y quizá desilusionado por no encontrar nada 'interesante', el blanco animal sale del edificio y continúa su camino.