No es una película de terror. Ha ocurrido en la ciudad australiana de Adelaida: una araña gigante se coló en un coche por la rendija de la puerta trasera sin que su dueño se percatara, según rt.

La araña invadió el coche cuando este se encontraba en medio de un atasco. Las imágenes inicialmente se difundieron en Instagram el 5 de marzo. "Apuesto a que [el conductor] se llevó una desagradable sorpresa" al encontrar al arácnido en el vehículo, especuló el autor de la grabación.