John Paul Brammer, director editorial de la organización estadounidense Trevor Project, que se dedica a ayudar a jóvenes LGBTQ en crisis, estaba disfrutando de un sábado tranquilo en su casa cuando escuchó a alguien tocar la puerta. Al abrirla, encontró para su asombro a un gato y dos perros, según rt.

Brammer asegura que los animales llamaron directamente a su puerta. "Literal. Sus patas estaban golpeando mi puerta", señaló el hombre en una conversación con The Huffington Post.

Después de entreabrir la puerta ya no hubo marcha atrás. A pesar de los esfuerzos del hombre por evitar una 'invasión', el gato se coló en su apartamento.