Una pitón de 1,2 metros de largo debía ser adoptada la semana pasada de una tienda de mascotas en la ciudad de Rockwood, estado de Michigan (EE.UU.), pero el mismo día en que sus dueños tenían que pasar a recogerla los empleados descubrieron que el reptil había desaparecido, según rt.

Lo primero que pensaron los trabajadores de la tienda fue que el animal, llamado Pasta, se había escapado, pero tras ver las imágenes de las cámaras de vigilancia de la tienda descubrieron qué fue lo que realmente le sucedió a la serpiente, informan los medios locales.

En el video, de 52 segundos, se puede observar a un hombre que, parcialmente oculto detrás de una jaula para pájaros, saca a Pasta del terrario y la esconde en sus pantalones.

Una vez que hubo metido la serpiente en el original escondite, el ladrón estuvo caminando por la tienda unos 30 segundos antes de salir del ángulo de la cámara.

Los empleados comentaron que el sospechoso "estuvo preguntando sobre serpientes y quería comprar una rata", y aprovechó un instante en que se quedó solo en el establecimiento para cometer el robo.

El hombre compró una rata de 6 dólares, pero actualmente está siendo buscado por la Policía por robar una serpiente de 100 dólares.