El último evento de la UFC ha dejado una de las imágenes más impactantes de las últimas fechas de la firma más prestigiosa de las artes marciales mixtas. Eryk Anders, un ex jugador de fútbol americano que se convirtió en luchador, noqueó brutalmente a Tim Williams con una patada espectacular, según infobae.

Faltaban 20 segundos para que se llegara al final del combate cuando Anders derribó a Williams. Con su rival en el piso, observó que el reloj se consumía y que debía arriesgarse a noquearla. Cuando Williams intentó ponerse de pie, Eryk Anders aprovechó su descuido para darle una patada directamente a la cara.