Tres jugadores de waterpolo del Estrella Roja fueron agredidos hoy por unos desconocidos en la ciudad croata de Split, donde se encontraban para disputar un partido de la liga adriática con el club local Mornar, según libertaddigital.

El director del Estrella Roja, Igor Milojevic, declaró que el guardameta Aleksandro Kralj, con fractura de nariz, se tiró al mar para escapar de los atacantes.

"Si no llego a saltar al mar me habrían matado", aseguró el montenegrino Kralj en declaraciones a la página web croata Gol.

Según la página web croata Index.hr, algunas personas de la multitud reunida en el puerto de Split querían ayudarlo a salir del agua, mientras que otros gritaban: "Todavía son Chetniks".

Los chetniks fueron una organización guerrillera nacionalista, conservadora y monárquica serbia que sembraron el terror en el territorio croata durante la Segunda Guerra Mundial.

Otro jugador agredido, el serbio Dusan Vasic, recibió golpes en la espalda y el también serbio Milos Maksimovic fue golpeado en la pierna con una barra de metal, aunque no resultaron lesionados de gravedad.

"El incidente ocurrió en un café en el centro de Split. Los jugadores estaban vestidos de paisano, con camisetas del club por debajo", dijo Milojevic en una rueda de prensa en Belgrado.

Un grupo de violentos armados con barras de metal y palos apareció en el café y comenzó a agredir a los jugadores.