Un control vehicular terminó en una balacera en el condado de Napa, California (EE.UU.). Todo se inició cuando un conductor le disparó a la mujer policía que se encontraba a cargo de la requisa, quien respondió al ataque y avribilló al agresor.

El hecho ocurrió el pasado domingo por la noche, cuando la policía Riley Jarecki detuvo a un auto marca Honda conducido por Javier Hernández Morales, de 43 años.

Según reveló el vocero del sheriff, Henry Wofford, hubo unos instantes de diálogo, hasta que la policía le pidió que bajara la ventanilla, como pudo apreciarse gracias al video filmado por la cámara corporal de la oficial.

Fue entonces que Hernández Morales tomó un revólver calibre .22, que había sido robado en Fremont, y abrió fuego, pero la mujer logró evitar el impacto.

De inmediato, giró alrededor del vehículo y desde la ventanilla del acompañante le disparó 15 veces, tras lo cual el conductor murió en el lugar.