El pasado 28 de octubre, el pequeño Ollie y su papá se desplazaban por una carretera, a bordo de un camión, cuando chocaron contra un Ford Mondeo. Infortunadamente, este último se incendió y, pese al esfuerzo de los paramédicos, sus dos ocupantes murieron, recoge Daily Mail, según rt.

Un grupo de bomberos de la estación de Trowbrigde logró rescatar con vida al menor y a su padre, en lo que describieron como un "horrible accidente". Posteriormente el chico, en señal de gratitud hacia sus socorristas, les envió una nota que decía: "Para los hombres y mujeres bomberos. Gracias por ayudarme a mi papá y a mí el domingo 28 de octubre de 2018".

Su mensaje estaba acompañado por un dibujo en el que quiso representar a su manera lo sucedido ese día. Uno de los bomberos recibió la carta y la hizo pública en Twitter. "Acabo de recibir este dibujo de un valiente niño de siete años que estaba en la cabina del camión. Él no debería haber visto lo que vio", escribió.