Un pasajero de primera clase descubrió una larva en el almuerzo que le proporcionó la aerolínea Delta en su vuelo de Detroit a Seattle (Estados Unidos) el pasado 8 de marzo, informa The Sun, según rt.

Lo más impactante fue que el animal aún estaba vivo y se desplazaba libremente por el plato, hecho que el viajero grabó con su teléfono y compartió en la Red.

Después de que el disgustado pasajero se quejara a la azafata, la compañía le ofreció 50 dólares en compensación.

Preguntada por el medio, la aerolínea declaró que había contactado con el cliente para disculparse por el hecho y que había tomado medidas inmediatas junto con el proveedor alimenticio para investigar lo sucedido.