El cantante mexicano Luis Miguel lanzó el micrófono a los sonidistas del concierto que ofreció el pasado 19 de marzo en la capital de Panamá, una reacción que grabó una de las personas que asistió a ese espectáculo, según rt.

Este incidente fue el peor momento de la "decepcionante" actuación de este artista, quien "no estaba a gusto con lo que escuchaba y poco fue lo que cantó", según informa la prensa local.

De hecho, el evento también sufrió fallas de energía y generó el rechazo de los asistentes, quienes abuchearon al intérprete y se quejaron por la mala organización y la escasa duración del 'show'.