La cámara de seguridad de una vivienda en la ciudad de Pompano Beach, al sur de Florida (Estados Unidos) muestran cómo el pequeño Nicholas Wanes se quedó atrapado en el interior de una nevera, según El País. Al cerrar la tapa y bloquearse la cerradura, Nicholas estuvo atrapado dentro casi dos minutos, según la marca de tiempo en el vídeo de vigilancia. Sus padres, que lo encontraron ileso, han querido difundir el vídeo para concienciar a otros padres, según han comentado en las redes sociales.