Un pasajero de la compañía áerea Hainan Airlines acabó encarcelado por lanzar monedas a un motor de la aeronave en la que iba a viajar con su esposa y su hija de cuatro meses para tener buena suerte, informa el portal chino Sina, según rt.

Este hombre iba a desplazarse con su familia de Wuhan (Hubei) a Urumqi (Sinkiang) cuando cometió esa imprudencia. Ya detenido, explicó a la Policía que su suegra insistió en que realizara esa acción para que tuvieran un vuelo seguro.

Una cámara de vigilancia grabó el momento en el que arrojó esas piezas de metal al motor antes de embarcar, una acción que retrasó el vuelo 40 minutos para revisar los posibles daños en la aeronave.

Las monedas cayeron entre los escalones de la escalera, donde más tarde las encontraron empleados de la aerolínea. En cualquier caso, ese varón fue arrestado durante 10 días por poner en peligro la seguridad de otras personas.

Al parecer, muchos habitantes de China creen en este tipo de fórmulas para evitar problemas y pueden tener comportamientos poco habituales: de hecho, no es el primer caso de este tipo que tiene lugar en ese país.