Los tres propulsores del Falcon Heavy han regresado con éxito a la Tierra después del lanzamiento de la primera misión comercial del cohete más potente del mundo. SpaceX ha alcanzado un logro inédito, según rt.

El este cohete súper pesado despegó desde el Centro Espacial John F. Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), con el satélite de comunicaciones saudita Arabsat-6A a bordo.

Después de la puesta en órbita del satélite, los dos propulsores laterales del cohete aterrizaron en Cabo Cañaveral, mientras que el propulsor central tocó el suelo en la plataforma flotante Of Course I Still Love You, que estaba instalada en el océano Atlántico.

Este jueves, el Falcon Heavy fue lanzado por segunda vez en su historia. El primer vuelo de prueba tuvo lugar en febrero del año pasado. En aquella ocasión, el potente cohete voló al espacio cargado con un automóvil eléctrico Tesla Roadster de color rojo con un maniquí en su interior.

Tras el despegue, dos propulsores se separaron del núcleo central y descendieron en zonas de aterrizaje de Cabo Cañaveral. Sin embargo, el propulsor central no pudo aterrizar en la plataforma marítima no tripulada como estaba previsto.