Los bebés más perseguidos por los ‘paparazzi’

Shiloh Nouvel Jolie-Pitt, la hija de Angelina Jolie y Brad Pitt, ya es una estrella. Tiene poco más de dos meses y ya ha probado a los paparazzi, que acosan a sus padres en Namibia o Malibú.

También ha probado las portadas, pues sus primeras fotos se vendieron a varias agencias por el módico precio de siete millones de dólares. Y sus filántropos papis no se cansan de decir que ese dinero irá para fines benéficos. Y así la pequeña Jolie-Pitt se adentra en el mundo de las fotos robadas.

Como Pitt y Jolie, otros famosos han vendido recientemente fotos de sus retoños: Gwen Stefani ha posado en varias portadas con su hijo Kingston, y Brooke Shields con el suyo, Grier.

Los que no lo han hecho aún son Tom Cruise y Katie Holmes. Según FoxNews, la pareja ofreció una fotos de su hija Suri a la agencia Wire Image que no vendieron porque «sólo» les ofrecían tres millones de dólares.

El príncipe Laurent, hijo de los reyes belgas Alberto II y Paola, anuló también la venta exclusiva por 15.000 euros de las fotos de sus hijos Nicolas y Aymeric, porque la idea provocó reacciones hostiles en el mundo político y la prensa, al considerar que iba en contra de las tradiciones belgas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído