Toda la familia Jolie-Pitt muestra su felicidad


Ya sea por hache o por be –un estreno, una acción solidaria, un paseo en moto o un aterrizaje ilegal en helicóptero en un palacio de la India–, no hay día en que Angelina Jolie y Brad Pitt no tengan su titular y su póster. Esta semana, además, la pareja más bella de Hollywood ha dado la campanada con las fotos exclusivas, junto a todos sus hijos, que publica en portada ¡Hola!.

La ocasión lo merece, pues se trata de las primeras imágenes de la familia al completo: los dos actores, con sus gafas de sol, y los niños: Maddox, de 5 años; Zahara, de 23 meses, y Shiloh Nouvel, que, a punto de cumplir siete meses, «es una perfecta mezcla» de sus padres. La pacífica, que es lo que significa su nombre en hebreo, es tan rubia y tiene los ojos tan azules como Pitt, aunque la boca carnosa es idéntica a la de la protagonista de Tomb Raider.

Las estampas se han realizado durante una reciente estancia en Camboya, país donde nació Maddox. «Quiero que conozca su cultura y de dónde viene», explica la actriz, que ha aprovechado el viaje para supervisar los dos proyectos de desarrollo y para la infancia que desde el 2003 ha impulsado en aquel país. Esta exclusiva coincide con la entrevista a Vogue concedida por la actriz.

En Semana, Anne Igartiburu, junto a su novio Álvaro Fuster, derrochan pasión en Canarias. Otra pareja, la protagonista de la serie Yo soy Bea, hacen lo propio por las calles de Madrid, según Diez Minutos. En Lecturas, Carlota Casiraghi desbanca con su glamour y juventud a su madre, Carolina de Mónaco, la eterna reina de la monarquía europea.

Hola intenta arrojar luz en la extraña relación entre Gina Lollobrigida y Javier Rigau, veintidós años de noviazgo finalizados con un comunicado. “No hay boda, pero tampoco ruptura”, asegura. La actriz italiana quiere continuar viendo al joven empresario, al que “las difamaciones… lo han destruido”, aunque, según Diez Minutos, Rigau, que ahora quiere salir con chicas de su edad, abandonó a Lollo por negociar exclusivas a sus espaldas. Por si acaso, las invitaciones a la boda siguen preparadas. Pero Isabel Pantoja también olvida sus penas en Hola. La tonadillera se rió, bailó y dio en cante en una entrega de premios en Jerez. Quién la ha visto quién la ve. Por otro lado, a Letizia Ortiz le ha surgido un clon. Durante una fiesta ofrecida por Isabel II, una de las invitadas, Lady Brabourne, osó lucir el vestido rojo con el que la princesa debutó en Europa, un traje diseñado por Lorenzo Caprile. ¿A quién le quedará mejor? Cada uno que saque sus propias conclusiones.

En Semana, Anne Igartiburu consolida su relación con Álvaro Fuster, íntimo amigo del príncipe Felipe, en Tenerife. Pese al titular de “Pasión al sol de Canarias”, la pareja no pasó de darse la mano y de un casto beso. Por otro lado, Mirada y Julio Iglesias ya conoce el sexo de su nuevo hijo: un niño. Ejerciendo de madre perfecta, la ex azafata holandesa fue de compras a un centro comercial con sus cuatro retoños, a los que llevaba vestidos iguales. Por otro lado, Kate Middleton se hace un hueco en la familia real británica.

La novia del príncipe Guillermo comerá las uvas con la familia real gracias a una invitación personal de la Reina Isabel. Sin embargo, deberá respetar el protocolo con normas como hacer la típica genuflexión, no hablar si no le preguntan, llamar a la soberana “majestad”… Además, esta revista compara a Kate con Diana de Gales, a la que iguala en estilo y forma de vestir, y para demostrarlo están las fotos.

En Diez Minutos, Alejandro y Ruth, los protagonistas de la serie Yo soy Bea, consolidan su relación. Pese a que por contrato la actriz no puede mostrar su rostro, ha sido pillada de paseo y sin sus habituales gafas de sol. Lo mismo la despiden. Por otro lado, Ortega Cano inauguró el Salón de la Boda en Sevilla, para lo que se acompañó de Eva González que, de momento, no se casa con Iker Casillas.

Y es que hay que promocionarse, ya que el torero ahora alquila su finca para bodas, comuniones y bautizos. Por otro lado, Victoria de Suecia ha dejado de sonreír. La princesa ha asistido a varios actos públicos con semblante serio, ya que no ha superado su ruptura sentimental con un plebeyo mal visto por sus padres. Ahora le toca ponerse a buscar otro rey consorte, algo que no será una tarea fácil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído