Spielberg tira la toalla en Pekín

Spielberg tira la toalla en Pekín

Spielberg, que junto con el prestigioso director chino Zhang Yimou, iba a encargarse del diseño de la ceremonia de apertura de los Juegos, ha asegurado en un comunicado que su conciencia no le «permite continuar trabajando en el cargo». Según el director estadounidense, «el Gobierno de Sudán lleva el peso de la responsabilidad de estos crímenes que se siguen produciendo, pero la comunidad internacional, y particularmente China, deberían hacer más».

«Llegados a este punto, mi tiempo y energía deben emplearse no en las ceremonias olímpicas, sino en hacer todo lo que pueda para acabar con los indescriptibles crímenes contra la Humanidad que se cometen en Darfur», añade. China es uno de los principales proveedores de armas de Sudán, país que a su vez suministra petróleo a China. Al menos 200.000 personas han sido asesinadas y dos millones desplazadas en los cinco años que dura el conflicto.

En abril, Spielberg escribió una carta al presidente chino Hu Jintao apoyando la causa contra la implicación de este país junto con el Gobierno sudanés en el conflicto en Darfur. Entonces, el director pidió reunirse con el presidente chino, que se negó a responderle.

De este modo, Spielberg se une a otras estrellas de Hollywood, como Mia Farrow y George Clooney, en la denuncia de los problemas de este país.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído