Carme Chacón, portada de Elle

Carme Chacón, portada de Elle

Las ministras de Zapatero siempre han estado encantadas en posar para una sesión fotografíca y ser las caras de una revista. La última ha sido Carme Chacón, ministra de vivienda y número uno del PSOE por Barcelona, recién casada y embarazada.

Carme Chacón, quiere ser abanderada de las mujeres que compaginan su vida laboral y familiar, y por ellas utiliza su posición pública para luchar por ello.

«Quiero hablar de pañales»

De este modo, posó para la revista femenina ‘Elle’, en un reportaje maternal en el que habla sin tapujos de sus embarazo, su pareja y su vida y en el que cuenta lo ilusionada que está con su nueva faceta: «Todos me preguntan por Rajoy o por Zaplana y yo quiero que me hablen de pañales», explica.

«No hubo casi palabras, sólo una sonrisa. Inmensa. Era una sonrisa feliz», con esta emoción cuenta Chacón como comunicó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su futura maternidad. Fue el primero en conocer la noticia y el que sigue con más entusiasmo su estado. «Cuando nos llamamos, lo primero que me dice Zapatero es: ¿Cómo está nuestro niño? «, comenta la ministra en la entrevista. Y es que, dice la catalana que sabía que el líder socialista iba a ver con buenos ojos su embarazo. «Cuando ganamos la elecciones Zapatero me dijo: ‘Vamos a trabajar mucho pero sólo te pido una cosa, no renuncies a lo más lindo que le puede pasar a una persona, que es tener hijos'», explica.

En el reportaje fotográfico, Chacón posa con sus sobrinos que le han permitido ser «lo más parecido a una mamá». La práctica que ha cogido con ellos, dice, le hace mostrarse tranquila ante lo que se le avecina. «Tengo ganas de ser madre y de ejercer como tal», explica la titular de vivienda. Este deseo le ayudará a «luchar» para «sacar tiempo de donde sea» y poder compaginar la familia con su carrera política.

«Las personas de mi generación me comprenden mejor, porque tenemos derechos que otras mujeres no tuvieron. Tal vez en otro momento alguien me habría mirado mal, pero hoy, por fortuna, hemos conquistado el derecho a no renunciar a ninguna de las dos cosas», declara la dirigente socialista, que asegura tener ganas de avanzar y llegar a lo más alto en su profesión. En este sentido, explicó que no cree en la erótica del poder. «A mi me gustan las dos cosas por separado: la erótica por un lado y el poder por otro», señaló.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído