El marido de Isabel II, recuperado

El marido de Isabel II, recuperado

El marido de la Reina de Inglaterra abandonó ayer domingo el hospital Eduardo VIII de la capital londinense, donde se encontraba ingresado desde el jueves, aquejado de una infección respiratoria. Un portavoz de la Familia Real Británica ha anunciado, según publica Hola, que la recuperación tendrá lugar en el Castillo de Windsor. Sus compromisos inmediatos para esta semana, de momento, han sido cancelados.

El duque de Edimburgo, a su salida del hospital, ofrecía un aspecto magnífico. Durante su estancia en la clínica, el padre del heredero al trono ha estado sentado en la cama trabajando en su correspondencia y haciendo llamadas telefónicas. De hecho, pensaba cumplir con su agenda de trabajo hoy lunes.

Felipe de Edimburgo, pariente de la Reina Sofía de España, es famoso por su lengua afilada y sus agresivos e inoportunos chistes. El marido de Isabel de Inglaterra, nacido príncipe de Grecia, ha sido una figura clave en la Casa de Windsor durante más de cuatro décadas.

Felipe ha aparecido en las portadas de los diarios en los últimos seis meses por haber sido investigada su presunta relación con la muerte de su ex nuera, Diana, quien falleció en 1997 en un accidente de coche junto a su novio, Dodi Al Fayed.

El padre de Al Fayed, el magnate Mohamed al Fayed, sostiene que su hijo y Diana fueron asesinados por servicios secretos británicos obedeciendo órdenes de Felipe.

Al Fayed cree que la muerte de Diana fue ordenada porque la familia real no quería que la madre del futuro rey tuviera un vástago con su hijo Dodi. También estima que el cuerpo de Diana fue embalsamado para encubrir evidencias de que estaba esperando un bebé.

En un arrebato emocional en los tribunales, Fayed llamó a Felipe ‘nazi’ y ‘racista’.

El juez que preside la investigación, Scott Baker, dijo que no había ni una evidencia que respaldara las teorías conspirativas de Al Fayed.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído