El príncipe Joaquín trae a la familia real danesa otra princesa Marie

El príncipe Joaquín trae a la familia real danesa otra princesa Marie

Los nombres de la primera y de la segunda princesa se pronuncian un poco diferente, pero salvo eso las similitudes entre ambas son sorprendentes, algo que no pasará desapercibido en la boda de este sábado del príncipe Joaquín de Dinamarca con la francesa Marie Cavallier. De largo pelo castaño, Cavallier no sólo se parece exteriormente mucho a la princesa Mary, de 36 años y esposa del heredero al trono, Federico, hasta el punto de que podrían ser hermanas.

La futura princesa Marie también procede de una familia plebeya de la alta burguesía, y trabajó asimismo en finanzas antes de entrar en la familia real.

A ello se añade que tras su presentación en un programa de televisión, Marie es considerada la parte más brillante de la pareja real. Igual que su tocaya Mary.

Para Joaquín el paso por la iglesia rural de Mogeltonder, a unos cientos de metros de su propiedad Schackenborg, será el segundo matrimonio. Los príncipes Nicolás, de ocho años, y Félix, de cinco, fruto de su anterior enlace con Alexandra, se entienden al parecer muy bien con su madrastra. Al menos eso es lo que se quiso transmitir a los daneses a través de imágenes de una excursión de esquí juntos en los Alpes franceses.

«Nunca me interpondré en el amor de los niños a su madre. Y sé que como soy ‘la nueva’ me tengo que esforzar por su cariño», afirmó Marie seria ante la cámara, con un estilo apreciado por los daneses, entre los que la tasa de divorcios es alta. Cavallier vivió de niña dos divorcios de su padre y dijo sentirse por tanto «como una experta en esas cuestiones».

En cambio, afirmó no haber estado preparada para la persecución de los medios tras hacerse público su romance con Joaquín durante el divorcio de éste. «Bajé las cortinas y no me atrevía a encender la luz», afirmó acerca del sitio de los paparazzi a su vivienda de Ginebra. La conmoción fue tal que Marie cortó durante un tiempo su relación con el príncipe.

«Fue difícil. Pero al final decidió el corazón y ahora me quedo para siempre», declaró la novia, de 36 años. La relación con la prensa podría seguir siendo difícil en el futuro, porque con sus salidas nocturnas a clubes y discotecas acompañado de mujeres muy jóvenes, Joaquín se ha ganado mala fama en la prensa rosa.

Si el príncipe sigue protagonizando además titulares por conducir a toda velocidad con la excusa de su pasión por las carreras de coches, seguirá encarnando el argumento ideal para los críticos de la monarquía.

Marie Cavallier y su futuro esposo se conocieron en una sociedad de caza de Dinamarca. «Entonces no pasó nada, pero nos mandamos algunos mails y yo me lo pensé. Y en la segunda observación vino el flechazo», declaró el príncipe a la televisión.

Su madre, la reina Margarita II, es conocida por su juicios lapidarios sobre posibles futuras nueras. Sobre Marie Cavallier comentó tras el primer encuentro que era «agradable». Ambas comparten la pasión por pequeños perros falderos, Margarita por los salchicha y Marie por su caniche.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído