Farruquito bailará controlado por una pulsera

Farruquito bailará controlado por una pulsera

(PD).- Farruquito dejará en breve de ir a la cárcel incluso para dormir. El bailaor, que hace poco más de dos meses logró el tercer grado penitenciario tras cumplir parte de su condena de tres años por el atropello mortal de un peatón, está a la espera de que autoricen que se le controle mediante una pulsera electrónica para poder atender mejor sus compromisos profesionales.

Según publica El Correo de Andalucía, es un dispositivo, del que disfrutan más de 60 presos en tercer grado en Sevilla, conectado al teléfono del domicilio que avisa si no está allí a la hora prevista. Los internos deben pasar al menos ocho horas en el domicilio por la noche, aunque una de las ventajas es que es un sistema flexible, adecuado si se trabaja y, como Farruquito, se tienen horarios variables. La información que envía la pulsera se controla a diario en Sevilla y en Madrid. Desde el año pasado, Instituciones Penitenciarias está potenciando este sistema para favorecer la reinserción.

Farruquito entró en prisión el 16 de enero de 2006 y siempre ha mostrado buen comportamiento. Por eso, la junta de tratamiento respaldó hace unos días que se le pusiese la pulsera. La petición se ha enviado a Instituciones Penitenciarias, que debe autorizarla, aunque lo habitual es que acepte el consejo de los profesionales que integran esa junta de tratamiento.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído