Los caprichos de los famosos

(PD).- Una suite llena de orquídeas blancas traídas de Singapur sólo para Elton John; las habitaciones blancas inmaculadas llenas de máquinas de deporte para Jennifer López; pagar 1.800 euros para que una persona abriera los regalos de Navidad de los Beckham, o el catering especial para los perros de Paulina Rubio. Está claro que ser famoso y tener dinero lleva innato alardear de alguna excentricidad.

Para María Ubierna de Ecodiario.es, ser famoso, tener dinero y además un talento que gusta al gran público lleva innato alardear de alguna excentricidad porque, si fueran normalitos y no derrocharan a mansalva, dejarían de ser la envidia del planeta. Así que con sus manías y exigencias no dejamos de adorarlos.

Son nuestros famosos, en los que proyectamos nuestras fantasías y a los que nos gustaría imitar si tuviéramos tanta fama, tanto dinero y tanta aceptación pública. ¿A quién no le gustaría dar un concierto y pedir que la suite del hotel más caro de la ciudad la llenaran de orquídeas blancas traídas de Singapur?

Bueno, no sé si a vosotros, pero ésta fue una de las extravagancias de Elton John durante un concierto en Santiago de Chile en 1999. Con el tiempo el cantante británico, ha reducido su nivel de extravagancias y también de gastos, puesto que sus facturas en flores superaban los 60.000 dólares al año.

El verano de 2007, el pianista británico aterrizó en Vitoria y entre sus exigencias en el contrato destacó la famosa limusina con la que se mueve del estadio al hotel, por supuesto flores y plantas naturales, exquisitas comida como jamón de jabugo y vino de Rioja y ahí va lo más extraño: Leche de burra desnatada y soja.

Las caprichos de Jennifer López y su marido

Claro que camino de las manias de Elton van la pareja formada por Jennifer López y Marc Anthony. Su paso por el Cabildo de Gran Canarias hace casi dos años, les valió la reputación de caprichositos. Jennifer pidió habitaciones decoradas con telas y ropa blanca. Ella se suele llevar sus propias sábanas. Además, de máquinas de deporte en las suites para ponerse en forma antes de los conciertos.

También pidieron litros y litros de agua mineral. Y por supuesto, seguridad. Sólo salió en dos ocasiones, pero estas fueron suficientes para armar la marimonera con los paparazzi y los guardaespaldas intentando evitar la foto de la López comprándose un modelito Dolce Gabbana.

Todavía esto se puede complicar más… Desde que a la vida de la pareja han llegado los gemelos, Max y Emme, viajan con ellos durante las giras de conciertos. Entonces la condición que pide Marc es una habitación llena de juguetes para los niños.

Si viaja sólo, sigue los dictados de su mujer y prefiere que la habitación esté blanca inmaculada, que en el minibar no haya bollería, dulces o alcoholes y también exige pesas para mantenerse musculado… ¿Quién lo diría con lo tirillas que parece, verdad?

Las rarezas de Miguel Bosé

A nuestro nacional más querido, Miguel Bosé también le han tachado de rarito durante la gira de su último álbum Papito. Y es que Bosé ha pedido una tabla de planchar en cada una de las habitaciones de los hoteles donde se aloja. En su camerino tiene que haber siempre un par de toallas negras y que el suelo esté enmoquetado y litros de coca-cola.

Las hay más altruistas como Paulina Rubio que en vez de pedir para ella, pide para sus perros con los que viaja por todo el mundo y en jet privado. Entre los caprichos a los que les tiene acostumbrados está el catering canino y un lugar donde sus mascotas puedan sentirse como en casa sin añorarla. En uno de sus viajes, el ‘huracán rubio’
pidió una bandeja de quesos para Miranda, la perrita que murió hace tres meses.

El simpático Chayanne también tiene sus manías y cuando va de gira quiere todo perfecto hasta el último detalle. En su habitación no puede faltar fruta propia de su Puerto Rico natal y litros de «jugos recién exprimidos», velas por todos los rincones y jabones de glicerina y avena. Y en el plano más intelectual, demanda un intérprete nativo dependiendo del país que visita y cuando no conoce el idioma.

Viajar sólo en Mercedes Benz

Shakira tampoco se queda corta elaborando la lista de demandas cuando sale de tournée. 30 litros de agua sin gas y 29 gaseosas. Siempre bebe en pajita para no estropear su pintalabios. Suele viajar de una ciudad a otra, si las distancias lo permiten en helicóptero, pero si tiene que ir por carretera exige Mercedes Benz.

Los Beckham es la pareja de mayores despilfarros en la historia reciente del Reino Unido. Entre las más absurdas es que la última Navidad encargaron una persona para que abriera los regalos y a la que pagaron 1.800 euros.

En estos desmadres también se encuentra Brad Pitt que pagó 20.000 dólares por la adquisición de unas plantas exóticas en un vivero californiano y que nunca jamás fue a retirarlas.

Cerrar un club de stripties

El rapero P. Diddy, fanático de los espectáculos de stripties, no tuvo inconveniente alguno en pedir que le cerraran uno para el sólo en un club de Atlanta. Claroq ue tuvo que pagar 10 millones de dólares. Pero que es eso para un tipo duro y que ingresa casi el doble de ese dinero por concierto?

Para the Boss una guitarra es más importante que su propio brazo por eso en las giras contrata a un vigilante 24 horas que no se despegue del lugar donde están los instrumentos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído