En Galicia ya hay 135 jubilados por cada 100 jóvenes menores de 20 años

(PD).- La pirámide demográfica de Galicia está mucho más envejecida que la media española, donde por cada 100 personas menores de 20 años hay 85 ciudadanos con más de 65 años.

Escriben M. Vázquez y J. Pérez en La Opinión que el envejecimiento de la población gallega continúa imparable y ni siquiera la llegada de inmigrantes en edad de trabajar consigue rebajar la edad media de la población autóctona.

El año pasado el porcentaje de mayores de 65 años creció ligeramente, un dato que sumado a la pérdida de peso de los más jóvenes explica por qué en 2007 se agudizó un poco más el envejecimiento de la población gallega, una tendencia que se ha mantenido constante en los últimos 10 años.

El resultado, según se desprende de un informe del Instituto Galego de Estatística (IGE), es que en estos momentos por cada 135 gallegos en edad de jubilarse hay sólo 100 jóvenes menores de 20 años.

Esta ratio resulta todavía más grave si se compara con la media española -donde sigue habiendo más jóvenes que jubilados: 100 por cada 85,5- y mucho más en relación a la Unión Europea, que tras la ampliación a 27 países sigue teniendo una pirámide poblacional mucho más joven que la gallega, con 77 personas mayores por cada 100 jóvenes.

El envejecimiento en Galicia, no obstante, sigue sin afectar por igual a todo el territorio. La franja atlántica, que actúa como motor demográfico de la comunidad desde hace años, también tiene una población más joven, mientras que Ourense y Lugo son, con diferencia, las dos provincias con los ayuntamientos más envejecidos.

La estructura poblacional de Galicia, con todo, no siempre tuvo un predominio tan claro de la gente mayor. Hace apenas una década la proporción entre mayores de 65 años y menores de 20 era a la inversa y por cada 100 jóvenes que residían en la comunidad se contabilizaban 94 gallegos en edad de jubilación.

El año 1999 fue el punto de inflexión y desde entonces el porcentaje de mayores ha seguido ganándole terreno a las nuevas generaciones.
El estudio del IGE Datos estatísticos básicos de Galicia 2008 destaca, además, el «rejuvenecimiento» que ha supuesto en los últimos años la entrada de un número importante de inmigrantes, población «mucho más joven en su mayoría que la de nacionalidad española porque son personas que llegan a Galicia en busca de trabajo».

La aportación de la inmigración, no obstante, apenas logra maquillar el índice de envejecimiento ya que, como subraya el propio IGE, «hay que tener en cuenta que en 2007 la población de nacionalidad extranjera sólo suponía el 2,9% del total de residentes en Galicia».

De los 22.948 extranjeros que llegaron en 2007 a la comunidad, el 26% tenía la nacionalidad española lo que lleva a pensar que en su mayoría se trata de retornados o de sus descendientes directos.

Así lo indican también los principales países de procedencia, ya que la mayor parte de los extranjeros que se afincaron en Galicia el año pasado procedían de Brasil, Portugal, Suiza y Venezuela.

Los movimientos internos de población, en cambio, fueron menos favorables para Galicia que los exteriores.

El número de gallegos que abandonaron la comunidad hacia otros puntos del país fue mayor que el de españoles que cambiaron su lugar de residencia a Galicia por lo que el saldo migratorio con el resto de España en 2006 fue de -1.438 personas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído