Jaime Peñafiel se harta de pegarle palos a la Casa Real

Jaime Peñafiel ha descubierto un filón muy rentable en la critica a Doña Letizia. Así, cualquier excusa es buena para hincar el pitón. La última, por ejemplo, tiene que ver con una encuesta sobre la sucesión femenina al Trono.

En una perorata sobre este asunto en El Mundo, en la que al final asegura sentirse «elenista», esto es, partidario de Doña Elena, la oportunidad para atizar a Doña Letizia no falta.

«¿Se dan cuenta el Príncipe Felipe y su esposa de que esa niña de la que tanto presumen (´¿A que es muy guapa?´ ¡Qué pesadez de mamá!) puede acabar como la Infanta Elena, apartada de la sucesión por el sólo hecho de ser mujer?», se pregunta el periodista sobre un hipotético nacimiento de un hermano varón que podría desbancar a Doña Leonor. Desde luego, lo que no ha pasado desapercibido es el «palo» propinado a la madre por asegurar que su hija «es muy guapa».

Claro que quien debe tener motivos para andar contento con Peñafiel debe ser la familia Goyanes. Porque a pesar de dorar la pildora a la recién casada Caritina, el periodista asegura que «hubo un hecho que, de ser yo el padre de la novia, arrojo a patadas de la finca a quienes cometieron tal atropello, con esa falta de respeto a la única protagonista de la fiesta».

¿Y en qué consistió tal falta de respeto? Pues, según el autor de la información, en «tirar a la novia al agua».

IR ARRIBA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído