Morir en casa, el último deseo de Paul Newman

(PD).- Tras terminar su tratamiento de quimioterapia, las noticias para el mítico actor Paul Newman no son muy esperanzadores, ya que, según una fuente cercana a la estrella, los médicos le han dado como esperanza de vida apenas unas semanas.

Ante esta situación, el protagonista de ‘Harry e hijo’ ha pedido a su familia que le dejen morir en casa para poder estar rodeado de sus recuerdos y de sus seres queridos en un momento tan difícil.

A sus 83 años, Newman ve cómo su vida se acerca a su final, después de que un cáncer de pulmón le ganara la batalla. Y para cuando llegue ese momento, en unas semanas según los médicos, el intérprete quiere que todo sea en la intimidad y no en la fría habitación de un hospital. Así, hace unos días salía acompañado de su mujer y sus hijos del ‘Weill Cornell Medical Centre’ en Nueva York, en donde permanecía ingresado, visiblemente flaco y frágil y en silla de ruedas.

«Paul no quería morir en el hospital y su mujer Joanne y sus hijas están a su lado», señaló una fuente al periódico británico ‘Daily Mail’, en una información recogida por otr/press. Según esta misma fuente, Newman creyó que éste era el mejor momento de regresar a su hogar, después de haber organizado todos sus asuntos antes de morir.

Precisamente, se ha hablado mucho sobre cuáles serían las últimas voluntades del oscarizado actor, ya que se dijo que hubo tensión entre sus hijas en torno a la herencia de su gran fortuna. Además, se hizo público que Newman donó su Ferrari de competición con el número 82 a un viejo amigo, algo que no sentó bien a su prole. Sin embargo, el conquistador de los años 60 estuvo en todo momento arropado por todas ellas en su dura decisión de volver a casa en estos momentos y parece que su relación es cordial a pesar de los rumores.

UNA LEYENDA DE HOLLYWOOD

Newman se casó por segunda vez con su actual esposa antes de convertirse en una estrella, en 1958, con la que tuvo tres hijas (tiene otras dos de su primer matrimonio). A partir de entonces comenzó su andadura en la industria hollywoodiense, tras su gran éxito con la película ‘La gata sobre el tejado de Zinc’, una trayectoria que culminaría en 1985 tras ganar el Oscar Honorífico, a pesar de que continuaría con su carrera unos cuantos años más.

Fue el pasado mes de enero cuando comenzaron los rumores sobre su estado de salud, tras aparecer en los medios con un aspecto bastante demacrado, y aunque en un principio desmintió una posible enfermedad terminal, finalmente confirmó que padecía cáncer de pulmón.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído