Carla Bruni, anfitriona del Dalai Lama

Carla Bruni, anfitriona del Dalai Lama

(PD).- Solventando el compromiso diplomático en que estaba su esposo, Nicolás Sarkozy, la primera dama francesa, Carla Bruni, fue la encargada de cumplimentar en solitario en representación de la presidencia de la República Francesa al Dalai Lama durante la inauguración de un templo budista al sur de Francia.

Fue el broche final a una visita de dos semanas que el líder tibetano ha protagonizado en tierras galas, y en las que aprovechó para verter duras críticas contra China, a la que acusó de haber endurecido la represión en Tíbet durante la celebración de los Juegos Olímpicos.

Después de haber recabado numerosas críticas por evitar reunirse con el Dalai Lama, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se vio ante el dilema de recibir personalmente al líder tibetano en Francia, en una visita que duraría dos semanas y, precisamente, durante la celebración de los Juegos Olímpicos, a cuya ceremonia inaugural asistió el día 8. Pero, finalmente, no fue Sarkozy el encargado de recibirle en el final de su visita, durante la inauguración de un templo budista en el sur de Francia, sino su mujer, Carla Bruni.

En su calidad de primera dama, Bruni acompañó al líder tibetano en una ceremonia celebrada en el recién estrenado templo, Lerab Ling, poniendo así fin a la disputa del presidente francés en medio del conflicto entre China y Tíbet. El Dalai Lama condujo una procesión alrededor del templo de monjes budistas, que caminaban cantando y acompañados por Bruni, que vestía un vestido azul oscuro. A su llegada a la puerta, el líder de los monjes tibetanos le dio un khata, un pañuelo blanco que simboliza la bienvenida.

Una vez concluida la ceremonia de inauguración del templo, el ministro de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, que también estuvo presente durante el acto, se reunió brevemente con el Dalai Lama y con Carla Bruni. «Le dije que es siempre bienvenido a Francia», explicó el ministro.

En dicha reunión, el líder tibetano reiteró a Bruni y Kouchner su preocupación ante el hecho de que, lejos de solucionar el conflicto de la región, China ha intensificado la represión en la zona con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos. De hecho, no fue la única ocasión en la que aprovechó para criticar el régimen chino, pues a pesar de que su visita de dos semanas se enfocó a cuestiones relacionadas con conferencias sobre budismo, el Dalai Lama aprovechó la ocasión para verter críticas contra China, ahora inmersa en ser la perfecta anfitriona de cara al mundo en los Juegos Olímpicos que están teniendo lugar en Pekín.

La cuestión el Tíbet se remonta al año 1949, cuando China lo invadió y consideró parte de su territorio, pero se reforzó meses atrás, cuando las autoridades de Pekín intensificaron la represión en Tíbet alegando que buscaban la máxima seguridad en torno a los Juegos Olímpicos.

UNO DE LOS MAYORES TEMPLOS DE OCCIDENTE

El templo Lerab Ling, inaugurado hoy, se ha construido en las remotas colinas verdes en el área de Herault en base su tradicional diseño tibetano, pues es de color rojo y dorado. Además, supone ya uno de los templos budistas más importantes de Occidente y alberga una estatua dorada de Buda de siete metros, así como muchas reliquias y escrituras sagradas, mientras que otro Buda dorado yace en medio de un lago en el exterior.

Durante la ceremonia, multitud de jóvenes no quisieron perderse el acto a pesar de la intensa lluvia que cayó en todo momento, por lo que se refugiaron bajo paraguas del color característico de los monjes tibetanos, naranja, frente al templo, decorado con banderas de oración multicolores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído