El Rey, ausente en la lista de los soberanos más ricos del mundo de la revista ‘Forbes’

(PD).- El Rey Don Juan Carlos brilla por su ausencia en la lista de los soberanos más ricos del mundo elaborada y publicada esta semana por la revista estadounidense ‘Forbes’. El jefe del Estado español, al igual que el emperador de Japón, «no pasan el corte», explica la publicación en su artículo.

Encabezando el ranking de fortunas reales figura el monarca de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, con un patrimonio estimado en 35.000 millones de dólares (23.600 millones de euros), que incluye la propiedad de 3.493 hectáreas en Bangkok y acciones en la cementera nacional Siam Cement y en el banco Siam Commercial.

En el puesto número dos se sitúa el presidente de Emiratos Arabes Unidos y emir de Abu Dhabi, jeque Khalifa Bin Zayed Al Nahyan, con un capital estimado en 23.000 millones de dólares (15.500 millones de euros), procedente en su mayor parte de los ingresos petroleros.

El octuagenario rey saudí, Abdulá bin Abdulaziz, ocupa la tercera posición con una fortuna de 21.000 millones de dólares (14.200 millones de euros), alimentada por los aproximadamente 1.000 millones de dólares diarios que ingresa el país por las exportaciones de petróleo.

Le sigue de cerca el sultán de Brunei, Haji Hassanal Bolkiah, quien encabezaba la lista el año pasado. Con un patrimonio estimado en 20.000 millones de dólares (13.500 millones de euros) procedente de las reservas de petróleo y gas del país, es, junto con el rey de Marruecos, Mohammed VI, el único soberano que hoy es algo menos rico de lo que fue el año pasado. La razón de las pérdidas del sultán se encuentra en el descenso de la producción de barriles de crudo en su país.

Detrás del primer ministro de Emiratos Arabes Unidos y emir de Dubai, jeque Mohammed bin Rashid Al Maktum, con una fortuna de 18.000 millones de dólares, se sitúa en sexta posición y a una distancia considerable el Príncipe Hans Adam II de Liechtenstein, con unos bienes de alrededor de 5.000 millones de dólares (3.400 millones de euros) que debe principalmente al negocio familiar, el banco LGT, aunque también posee 20.000 hectáreas en Australia y varios palacios del siglo XVII en el centro de Viena.

Después del emir de Qatar, Hamad bin Khalifa Al Thani, con una riqueza estimada en 2.000 millones de dólares, llegamos a Mohamed VI, con una fortuna calculada en algo más de 1.000 millones de euros que se reduce con respecto al año anterior como consecuencia de la ralentización del crecimiento económico de su país.

Alberto de Mónaco ocupa la novena plaza con unos bienes estimados en más de 940 millones de euros y que incluyen su participación en el famoso Casino del principado.

Hay que descender hasta la duodécima posición para encontrar a la reina Isabel II de Inglaterra, con un patrimonio de casi 440 millones de euros que incluye varias propiedades en Inglaterra y Escocia y una colección de sellos heredada de su abuelo. El Palacio de Buckingham y las Joyas de la Corona no forman parte de su riqueza, ya que pertenecen al Estado.

Detrás de la reina Beatriz de Holanda (posición 14 con 200 millones de euros), cierra la lista en el puesto número 15 el rey Mswati III de Suazilandia, con un patrimonio de 135 millones de euros.

Las 15 realezas en su conjunto han visto crecer su fortuna total hasta los 88.600 millones de euros, lo que supone 6.400 millones de euros más que en 2007, según ‘Forbes’.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído