Crónica de 300 días de chat con algún que otro sujeto raro…

Crónica de 300 días de chat con algún que otro sujeto raro...


Karen Santamaría S.(PD).- Sí, soy la típica (pero felizmente) separada que se ha metido en un chat. No obstante, debo agregar, que a raíz de que una amiga me contó cómo un hombre le estafó con 12,000€, leí algunos casos en la prensa y por el hecho de ser periodista en busca de historias, decidí entrar de lleno al tema. Y la verdad es que no está nada mal! Pero Ojo… mucho ojo.

Inició todo el 30 de Diciembre del 2007. Me di de alta, no puse fotos y mi perfil lo redacté sin mucha motivación y prudencia. Pensé… ¿Y si me ve alguien conocido? Pero, a medida que el anuncio daba resultado, fui modificando mi “perfil” y agregando fotografías. Así que a estas alturas, ya he superado el “qué dirán”. Y es que no está mal, a la fecha de redacción de este escrito, llevo 7336 visitas y 12697 solicitudes de cita, así que francamente mi ego está insoportablemente alto.

Tuve suerte, mi sexto “enamorado” fue un estafador que se hacía llamar Dereck. Perfil perfecto, 45 años, viudo, extraordinariamente guapo, con título universitario y postgrado, origen Irlandés con casa en Miami, empresa internacional propia, etc., y me manda un “flechazo” al que desde luego respondí de inmediato.

A ver, a mí me gustan los hombres altos, rubios, canos, ojos azules, cuerpo bien cuidado rasgos definidos y los brazos, Dios mío, los brazos me vuelven loca sobre todo si están bien torneados. Bueno el caso es que el sujeto en cuestión cumplía sobradamente los requisitos y sentí un vuelco en la barriga que no puede usted imaginar, pero bueno, hasta maripositas y todo. El caso es que respondí, ok?

Nos ponemos en contacto y fueron dos meses y medio de llamadas a diario, mensajes súper tiernos (todo en inglés porque el hombre no habla español), y un constante envío de mensajitos.

Nunca tocó el tema de sexo, jamás se propasó y todas las charlas eran en torno al trabajo, a las preferencias, a nuestras afinidades, y la familia.

Siempre en un tono suave y delicado. Todos los días me preguntaba por mis hijos, mi madre, mis cosas, etc. Incluso debo admitir, que me gustaba contarle mis cosas y hasta llegué a sentir alivio de descargar con alguien que comprendía perfectamente mis circunstancias.

Entre charla y charla, yo recibí un montón de “flechazos”, hombres de todo tipo y edad. En un principio, me solicitaron hombres en un rango de edad de 29 a 45, y posteriormente, de 48 a 60.En todos los casos, resulta increíble la energía que se gasta los viernes durante toda la noche y los sábados y domingos a partir de las 7 de la mañana y hasta las 12 o 12:30. Madre mía!!!!!! Cómo se levantan estos señores por Dios!!!!

Los mayores de 50 años, con un perfil básicamente medio bajo, tienden a escribir poemas, a ser educados y algunos bastante cursis, pero la gran mayoría al final, solo quieren sexo y si no les sigues el juego, hasta se enojan y te insultan. Es interesante ver esta reacción.

Con hombres de esa edad pero con mejor preparación y más recursos, se va al grano: quieres sexo o no y si quedas es para acostarte. Pero resulta que también pueden ser grandes amigos y luego se puede una reír con ellos y hasta bromear con el tema.

Luego vino el tema de los italianos. MAMMA MIAAAAAAAAAAAA!! Molto bello, con decirle que ya hasta he aprendido a hablar italiano y he realizado unos cuantos viajes… Pero eso se lo contaré luego, porque no quiero que se pierda la onda Inglesa ok?

Bien, sigo con mi estafador favorito, Derek. Se supone que dentro de sus planes estaba el venirse a vivir a España. Su historia, terrible: Un día iban en el coche su mujer embarazada de 4 meses, su hijo de 8 años y él. Tuvieron un accidente y perdió a su familia. De entrada, ya me sentí fatal. Además, el hablaba con un acento raro y me explicó que había quedado afectado por un problema en la nuca a raíz del accidente.

Pero pasaba algo raro: nunca ponía su webcam. Siempre decía que estaba de viaje, que no tenía tiempo de comprarla etc. Y bueno, seguí la “relación” así sin webcam. Pero constantemente me mandaba fotos de él, de su casa, de su perro, de su madre, de sus viajes etc. Así que con las fotos me sentía a gusto.

Un día me dice que vendrá a conocerme a Valencia, pero que antes debe ir a comprar maderas exóticas a Senegal, y que en cuanto terminase la operación, vendría a verme. Se comunica como nunca y me cuenta todos los detalles de lo que quiere hacer en África. Cuando finalmente se encuentra en plena negociación, me avisa que vendrá un miércoles.

El martes antes de salir, me comenta que los proveedores le exigen el pago de impuestos en efectivo y que debe salir con todo el dinero (143.000,00€) e ingresarlos en una cuenta corriente. Fue entonces, cuando supe que tenía una historia y que llegaba el momento de pillarlo. Sobre las 3:45 de la tarde, estaba yo en una peluquería y me llama:

– “ Mi amor, me han asaltado!, me han robado todo el dinero, todos mis documentos y me han disparado en la pierna! Estoy en el hospital y me han destrozado la vida!!

Y yo me quedo HELADA!! Fue entonces cuando le dije que cómo podía ayudarle. ¿Y adivine que me pidió? Si, dinero y que se lo enviara por Western Union. Me solicitó inicialmente 5.000,00 €.

Y yo dije: “claro, ya se los estoy mandando…jejeje”. Entonces se me ocurrió verificar mis sospechas. Le llamé a su móvil y le dije: “Cariño, ¿cómo es que no te robaron el móvil? Que suerte, no? Y me dice: “Es que mi teléfono se le cayó al asaltante mientras corría”. Y entonces me pregunto yo: Vamos a ver, si te han dado un balazo en la pierna, ¿Cómo puedes perseguir a un ladrón? En fin.

El caso es que le digo: “Mira, he llamado a la central CNN en Atlanta (para quien trabajé como corresponsal de guerra en Nicaragua), y he pedido el nombre del corresponsal en Senegal, le he pedido que vaya al hospital y te ayude. También he llamado al nieto del Presidente, a quien conozco hace varios años y te ayudará con tu Embajada y los trámites para que se te asigne un salvoconducto provisional mientras recuperas tu documentación.

Imagínese usted la reacción de “mi novio”. Se puso HISTÉRICO, me dijo que no quería prensa que no quería nada de ese gobierno “tan corrupto” y me dijo que me limitara a enviarle el dinero. Le seguí el cuento y le dije que le enviaría el dinero lo antes posible. A los pocos minutos, me dijo que no usara su nombre, que lo mandara a nombre del gerente del Hotel donde se hospedaba:

AYOOLA OLADAPO
4 Glover road, Lagos Nigeria. 23401
Transaction ID: 44542215
Security Code: ZUGD43200

Le pregunté si confiaba en el “Director del hotel“ y me dijo que era la única persona en quien confiaba. Investigué la dirección y la I.P de su correo electrónico. No había hotel, pero resultó ser miembro de un grupo de estafadores profesionales que responden a las siguientes características:

– Las fotografías que aparecen en sus perfiles provienen de sitios web de modelos como FocusHawaii.com, NewFaces.com, Q6.com, TheModelMax.com, BlackCuties.com, PerspectivePhotography.com, por nombrar unos cuantos.

– Su talla / peso no es proporcional, por ejemplo: 6′ y 95 libras.

– Ellos claman tener el cabello rubio y ojos azules, cuando el panorama es cabello oscuro y jos marrones o viceversa.

– Tienen un anillo de boda en la foto aunque dicen ser de una sola.

– Ellos dicen ser nativos americanos o de algún otro origen étnico cuando la foto es de raza caucásica.

– Ellos dicen ser mayores/menores de lo que se puede ver en la foto.

– Su rango de edad especificado parece no tener límite, por ejemplo, 25-60.

– Tienen extraños nombres de usuario que contienen «4real» o «4luv».

– Sus nombres también son extraños, como Martins, Williams, Kevins, Waynes, etc. ( en lugar de Martin, William, Kevin, Wayne).

– Sus apellidos son generalmente Cole, Moore, Smith o Williams.

– Ellos dicen que son «XX por su nombre» y «XX de edad».

– Ellos dicen «estoy» en lugar de «Yo soy», por ejemplo: «estoy Williams por su nombre …» .

– Sus fotos se rotan 45 grados.

Y que pasó después de todo esto? Pues nada, lo pillé, le advertí que sabía quién era y lo denuncié en el Chat sin que nada pasara. Ya no está con esa foto y bajo ese Nick, pero seguro que está. Hasta ahora, no he encontrado forma legal de denunciar o protegerme. Le mandé fotos de mi familia, y seguramente las utilizará para otro intento de estafa. Pero no crea que todo queda ahí: Si se me ocurriera mostrarle la foto del “Derek” en cuestión, estaría violando los derechos de propiedad intelectual y la confidencialidad de datos de un cliente del chat, así que me arriesgo a que me pongan una multa importante.

Ganas de que aprendieran una lección este tipo de hombres, desde luego no me faltan, pero no puedo hacer nada legal, pues he decidido escribir y denunciar de la forma que mejor puedo: utilizando medios de comunicación, así que confío en que si está usted en un Chat de estos y le pasa algo similar, reconozca a este tipo de personajes. Ahora, si es usted uno de estos personajes que intenta chantajear, cuídese: ahora es muy fácil saber desde dónde se conecta y ubicar vía satélite su localización. Si utiliza un ciber da igual, porque ahora – menos mal-, se puede rastrear. Cosa que me alegra.

Karen Santamaría S – Euroimagen.TV

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído