Pelo e implantes dentales, bien cotizados

(PD).- La compraventa de pertenencias está de moda. Mercadillos, casas de empeño y tiendas compran todo lo que sea legal. En España, cada vez es más frecuente que las personas vendan algo de sí mismas para sacarse algún dinero. No faltan ideas: óvulos, esperma… Ahora se cotiza el cabello y los implantes dentales.

VENDER EL PELO

La venta de cabello natural es quizá el mejor ejemplo de cómo las modas regresan. En Justino Delgado -el único almacén de cabello humano de España, y el mayor del mundo- señalan que, a cuenta de la crisis, la cantidad de ofrecimientos se ha disparado. No sólo eso, la situación actual ha hecho que la empresa retomara el método de trabajo de sus comienzos; es decir, comprar el pelo directamente a los particulares, algo que no ocurría desde hace 15 años según indica Consumer.

El negocio empezó hace medio siglo, cuando había una posguerra y hambre en España -relatan sus responsables-. En aquellos tiempos, la gente lo guardaba todo, incluso el pelo, que muchas veces se conservaba en un cajón por cuestiones afectivas. El fundador de la firma recorría entonces las casas y los pueblos para comprar trenzas de pelo natural. La dinámica fue cambiando conforme crecía la empresa, aunque en la década de los 90 dejó de comprar pelo a particulares y empezó a trabajar con otras empresas o, directamente, con peluquerías. Hace pocos meses -a finales de 2008, precisan fuentes de la compañía-, volvieron a recibir cabello directamente de las personas. Y, como confirman, la idea ha tenido gran éxito.

Ahora bien, ¿cuánto se puede ganar vendiendo el pelo? Como en todo, depende. En principio, se valora según la longitud, el peso y la uniformidad del volumen desde la raíz a las puntas. El rango de precios varía, pues no es lo mismo una coleta de 40 a 50 centímetros de largo, que otra de más de medio metro; ni es lo mismo un pelo grueso, pesado, que otro más débil. Así, dependiendo del largo y la calidad, por un kilo de pelo puede pagarse entre 150 y 500 euros. Como orientación, una coleta pesa entre 30 y 100 gramos, de modo que la ganancia estándar va de 20 a 40 euros. Puede parecer poco, pero como puntualizan desde el almacén, «siempre es mejor ganar algo a dejarlo en el suelo para que lo barran con la escoba».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído