La anorexia vuelve a tentar a las famosas

(PD).- En Hollywood parece que la delgadez y la juventud son la combinación perfecta para triunfar. Y aún sigue de moda o al menos eso se piensa porque cada vez son más las famosas que se convierten en noticia por reducir su talla. La anorexia está a la orden del día o por lo menos, sus cuerpos lo aparentan pese a que no se quiere reconocer la enfermedad.

La intérprete de Donna Martin, de la serie Sensación de vivir, Tori Spelling ha sido la última en aparecer sumamente delgada en las fotografías. La actriz, que tuvo su segundo hijo en junio, reconoce que

“entre mi trabajo y mis hijos he tenido mucho estrés, por lo que he adelgazado sin darme cuenta».

La actriz estadounidense, Lindsay Lohan también aparece extremadamente delgada. Tras diversas fases de alcoholismo y drogadicción la actriz sigue en el epicentro de la polémica con su silueta poco saludable.

Unas fotos difundidas en Internet de Mischa Barton, de 23 años, también han dado que hablar. La actriz considerada una de las mujeres más atractivas aparecía con la cara demacrada y las piernas esqueléticas. Barton ha llegado a un peso tan extremadamente bajo que los productores de A beautiful life, la serie de televisión en la que tiene previsto actuar, le han pedido que engorde si quiere conservar su papel.

Preocupa a su entorno y a sus fans el estado de salud de la novia de Enrique Iglesias, Anna Kurnikova, la actriz Keira Knightley y la hija de Donatella Versace, Allegra.

Son muchas las famosas que ya estuvieron en el punto de mira a causa de su delgadez, entre otras las intérpretes Angelina Jolie y Calista Flockhart, la princesa Victoria de Suecia y la inseparable amiga de Paris Hilton, Nicole Richie, aunque ya parecen haberse recuperado de sus trastornos alimentarios. También hubo rumores sobre si la princesa Letizia sufría anorexia, un extremo siempre desmentido con rotundidad en medios oficiales.

Últimamente, cada vez más personalidades públicas utilizan su repercusión mediática para luchar contra esta enfermedad. La obligación para las modelos que desfilan en la pasarela Cibeles de Madrid de alcanzar la talla 38 (impuesta en el 2007) marcó el inicio de las denuncias contra la moda de la delgadez. La modelo Heidi Klum también se ha sumado a las protestas denunciando la existencia de la talla cero de prendas:

‘Talla cero, ¿qué significa? ¿Que la persona no existe?’

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído