Denunciado por crucificar a un Playmobil

Denunciado por crucificar a un Playmobil

(PD).- El cura alemán Markus Bomhard ha aprendido una dura lección: no se puede crucificar a un muñeco ‘playmobil’ sin sufrir las consecuencias.

Durante más de dos años, el prelado se dedicó a fotografiar a los famosos muñecos interpretando escenas bíblicas para ilustrar su versión en Internet del texto sagrado, hasta que el fabricante de juguetes llamó a su puerta, acusándolo de infringir el ‘copyright’ de su marca.

Fuentes del fabricante de juguetes afirman que «no tenemos nada en contra de las escenas bíblicas» -de hecho, la compañía vende figuras de los tres reyes magos, Noé y su Arca e incluso Jesús-, pero se oponen a la manipulación de las mismas.

Muñecos deformados

Al parecer, el cura habría deformado los muñecos con el calor de una vela y les habría añadido distintos accesorios, como pelo u ojos. «Queremos evitar que los niños hagan lo mismo, porque podrían hacerse daño, ya que el material con el que están fabricados los muñecos es inflamable», aseguran fuentes de la compañía.

Como condición para que Bomhard pueda mantener las fotografías en la Red, ‘Playmobil’ exige que los muñecos no sufran modificaciones.

Por el momento, el cura alemán ha contestado que no tiene «ni fuerzas ni ganas» de repetir el proceso, que incluso recibió las felicitaciones del Papa Benedicto XVI por «facilitar el acceso a las escrituras de un modo lúdico».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído