Roger Federer; de la gloria del altar a la tierra de Montecarlo

Roger Federer; de la gloria del altar a la tierra de Montecarlo

Escasas horas antes del inicio del torneo de Montecarlo, Roger Federer publicaba esta sorprendente nota en su página oficial: «Esta mañana [por la del sábado], en mi casa de Basilea, acompañados por un pequeño grupo de íntimos y familiares, Mirka [Vavrinec] y yo nos hemos casado. Fue un bonito día de primavera y un momento increíblemente feliz».

La pareja, de 27 y 31 años, respectivamente, culmina así una relación que se remonta al año 2000, cuando ambos se conocieron durante los JJOO de Sydney. Mirka, nacida eslovaca pero emigrada a Suiza a los dos años, compartió equipo con Federer en aquella cita.

UN EX SOLTERO DE ORO

Federer está ya oficialmente fuera del grupo de los mejores y más atractivos tenistas solteros del momento.

La boda tuvo lugar en vísperas de Pascuas, unos pocos meses antes de que la flamante esposa dé a luz al primer niño de la pareja.

El ex número uno del mundo Federer dijo a sus fans: «Hoy temprano, en mi ciudad natal de Basilea, rodeado de un pequeño grupo de amigos y familiares, Mirka y yo nos casamos. Fue un hermoso día de primavera y una ocasión de increíble alegría».

«El señor y la señora Federer les desean una feliz fin de semana de Pascuas. Con amor, Roger», concluye el mensaje. El sorpresivo casamiento se produjo apenas 48 minutos después que el actual número dos del mundo cambiara de opinión y aceptara una invitación para participar del torneo de Montecarlo que comienza el domingo.

Federer perdió las tres últimas finales sobre la arcilla monegasca a manos del español Rafael Nadal. El suizo, que la semana pasada perdió en semifinales de Miami ante el serbio Novak Djokovic, todavía no ha festejado ningún título en 2009.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído