Ya no hay que caminar hacia atrás tras saludar a Isabel II

Ya no hay que caminar hacia atrás tras saludar a Isabel II

En la película “La Reina”, Tony Blair aparecía dando marcha atrás, con “paso de cangrejo”, tras recibir de Isabel II el encargo de formar Gobierno. A partir de ahora ni el primer ministro ni quienes atiendan o visiten a Su Majestad tendrán que seguir mirándola, sin darle la espalda, cuando se estén retirando de su presencia.

El temor a caídas y lesiones, que podrían acabar en los tribunales, ha aconsejado al Palacio de Buckingham a revisar las exigencias del protocolo.

Si proverbial es el apego de los británicos a la tradición, aún más fuerte es su obsesión por la protección, de manera que la aplicación de la ley de seguridad e higiene en el trabajo tiene consecuencias a veces impensables. También ocurre que en el mundo anglosajón rápidamente se pone una denuncia.

Advertida de que más vale evitar cualquier pleito judicial, Isabel II ha accedido a eliminar la exigencia de caminar hacia atrás, aunque ha pedido que dos de sus asistentes lo sigan haciendo de manera rutinaria, pues no desea que la costumbre desaparezca completamente, según informaba el domingo “The Sunday Telegraph”.

Esas dos personas son Charles Gray, marical del cuerpo diplomático, y Andy Calame, comandante de la guardia personal de Su Majestad. “Permitir que sólo dos personas del servicio real caminen hacia atrás ha sido una solución pragmática en relación a la cuestión sobre seguridad e higiene en el trabajo”, han indicado fuentes de Buckingham Palace.

VIA ABC

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido