La derrota de Tiger Woods lleva a la ruina a un corredor de apuestas irlandés

El golfista estadounidense Tiger Woods sorprendió a todo el mundo al firmar una muy mala tarjeta de 75 golpes (3 sobre el par) y ‘entregar’ al surcoreano Yang Yong-Eun el título del Campeonato PGA de golf, pero sobre todo arruinó a un corredor de apuestas irlandés que pagó antes del final del torneo.

Paddy Power estaba tan seguro de que Woods iba a ganar que comenzó a pagar apuestas el sábado, antes de que el número uno mundial, que llevaba tres golpes de ventaja, encarara su último recorrido.

En total, 5.000 clientes se repartieron 1,25 millón de libras esterlinas (unos 1,4 millón de euros), antes de que la leyenda del golf cayera en picado, abriéndole el camino del triunfo a Yang Yong-Eun, 110 mundial y primer asiático en ganar un torneo de Grand Slam. Y a la ruina de Power.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído