Manuscrito del oficial de las SS, Fritz Darges

Ahora resulta que Adolf Hitler era un «tipo afectuoso y simpático»

El texto podría desvelar nuevos datos sobre el dictador

Hitler ordenó a Darges que se deshiciera de una, y éste contestó que, al tratarse de un asunto "aéreo", debería encargarse el adjunto a la Luftwaffe (fuerza aérea)

Lo dice un amigo del Führer, claro. Porque que lo diga algún judío que recuerde Auschwitz, es más que improbable, por no decir imposible.

Fritz Darges, oficial de las SS fallecido a finales de octubre, dejó un manuscrito sobre su trabajo en el círculo íntimo de Hitler.

NUEVOS DATOS SOBRE EL LÍDER NAZI

El texto de las memorias de uno de los más cercanos colaboradores de Adolf Hilter podría desvelar nuevos datos sobre la participación directa del líder nazi en el Holocausto.

Como publica la cadena británica BBC, Fritz Darges, oficial de la organización militar de las SS, ha escrito un libro que, según algunos historiadores, puede aportar información clave que apunte directamente a Hitler en el asesinato de millones de judíos.

Antes de su fallecimiento, Darges, muerto a la edad de 96 años, explicó en una entrevista con un diario alemán algunos de los sucesos que le unieron al dictador alemán. El ex oficial nazi asegura que conoció a Hitler en un mitin en Nuremberg en 1934.

Estas son algunas de las buenas palabras que uno le dedica a otro:

  • «Era afectuoso»
  • «Tenía una apariencia simpática y era calmado»
  • «Yo siempre estaba allí por él, en todas las conferencias, en todas reuniones de servicio»
  • «Debo decir que di con un genio»
  • «Todos nosotros soñábamos con un Imperio alemán más grande. Es por eso por lo que yo serví para él y lo volvería a hacer ahora».

DESPEDIDO POR UNA MOSCA

Resulta que aquel hombrecito simpático y afectuoso despidió a Darges por un incidente extraño con una mosca. ¡Y montó en cólera!

Durante una reunión estratégica de los altos mandos nazis, en julio de 1944, una mosca revoloteaba por la habitación. Hitler ordenó a Darges que se deshiciera de ella, y éste contestó que, al tratarse de un asunto «aéreo», debería encargarse el adjunto a la Luftwaffe (fuerza aérea), Nicolaus von Below, quien se encontraba también en la habitación.

Hitler se enfadó y le despidió: «Deberías estar en el frente del este».

Darges se unió a las SS en abril de 1933. Fue adjunto al secretario de Hitler, Martin Bornmann, en 1936, y pasó a formar parte del personal directo del Führer en 1940. Murió el fin de semana pasado en su casa de Celle, cerca de la ciudad alemana de Hannover.

No sabremos nunca con certeza cómo era Hitler, pero Darges sí que tenía sentido del humor.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído