La bella confiesa que en Madrid se desequilibró su matrimonio

Victoria Beckham: «España es más difícil para las mujeres»

La ex 'spice girl' asegura que las relaciones entre ambos sexos son más igualitarias en EEUU

Mis hijos son mis mejores asesores de estilo, porque son muy honestos

La mujer de David Beckham se siente mejor en su matrimonio desde que vive en Los Ángeles. Victoria Beckham afirma que en España es más difícil ser mujer que en Estados Unidos, donde percibe que su relación con David está más igualada.

La ex spice girl reconvertida en diseñadora también ha hablado sobre el interés por la moda de su hijo Romeo.

En una casi cándida confesión -«Victoria’s secrets«- hecha a la revista británica Harper’s Bazaar, Victoria explica que sintió que su matrimonio se desequilibraba durante su estancia en España.

Afirma que, en el tiempo en el que vivió en Madrid, su relación con el futbolista no era de igualdad, pero que la situación se reestableció cuando se mudaron a Los Ángeles.

«España me pareció un poco peliaguda. EE UU se basa en la igualdad, no importa si eres hombre o mujer. España es más difícil para las mujeres».

Por suerte, bastaron dos billetes de avión para que las aguas volvieran a su cauce:

«Pero en el mismo momento en que aterrizamos [en Los Ángeles], esa igualdad se restableció».

Los Beckham se trasladaron a vivir a la capital española mientras duró el contrato de David con el Real Madrid, entre 2003 y 2007.

Unos años de los que la spice pija no guarda muy buen recuerdo, entre el olor a ajo que, según ella, desprendía Madrid, y el enfrentamiento con la mismísima Ana Obregón, aireado en su momento por todas las tertulias del corazón, en un gimnasio de la Moraleja.

Sin embargo, tras su marcha a EE UU, el equilibrio interior de Victoria se reestableció y, por lo que sabemos ahora, también su equilibrio matrimonial.

Quizás por eso no le gustó su (breve) retorno a Europa cuando su marido fue cedido al AC Milan. Y es que la ex chica picante se siente bien en Beverly Hills, donde puede centrarse en su faceta como diseñadora y se siente apoyada por su familia.

Según Victoria, al mediano de sus tres vástagos, Romeo, parece seguir la trayectoria de su madre con solo siete años.

«La pasada noche salimos a cenar y Romeo se vistió con traje, camisa y corbata. Si pudiera, se vestiría así cada día. Le encanta la moda».

Y claro, de ahí que Victoria haya confesado uno de sus pequeños trucos para vestirse:

«Mis hijos son mis mejores asesores de estilo, porque son muy honestos. Recuerdo que una vez estaba llevando una capa de Chanel y unos pantalones pitillo, y al bajar por las escaleras mis hijos me vieron y dijeron ‘¡Mamá, pareces Batman!».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído