El presidente chino destaca que Samaranch «llevó la gloria a los JJOO modernos»

El presidente chino destaca que Samaranch "llevó la gloria a los JJOO modernos"
. Agencia EFE

El jefe de Estado de China, Hu Jintao, envió un telegrama de condolencias al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, lamentando el fallecimiento de su antecesor, Juan Antonio Samaranch, y destacando que el español «llevó la gloria a los Juegos Olímpicos modernos».

«Samaranch fue un excelente líder del COI, consagró toda su vida a la reforma y apertura de las Olimpiadas modernas, e hizo esfuerzos incansables por extender el espíritu olímpico de la solidaridad, la amistad y la paz», destacó Hu en el telegrama, que leyó en rueda de prensa la portavoz de turno del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Jiang Yu.

El presidente chino destacó que todos los países «elogiaron altamente» la figura de Samaranch, y aprovechó para enviar sus condolencias a los familiares del español.

Hu también recordó que «Samaranchi» (forma en la que los chinos suelen pronunciar el apellido del ex presidente del COI) fue «un buen y viejo amigo del pueblo chino» que contribuyó enormemente al regreso de la República Popular China al movimiento olímpico en Los Ángeles 1984, tras 32 años de ausencia.

Además, contribuyó «a la amistad y cooperación entre los pueblos de China y España», algo que «nunca olvidaremos», concluyó el presidente en su misiva.

Antes que Hu, otras personalidades chinas, especialmente del mundo del deporte, expresaron su tristeza por el fallecimiento de Samaranch, el español más famoso para los chinos, que sentían por él verdadera devoción por su firme apoyo a las candidaturas de Pekín para los JJOO (la fracasada de 2000 y la exitosa de 2008).

El presidente de honor del Comité Olímpico Chino, He Zhenliang, y el vicepresidente Yu Zaiqing también expresaron su tristeza por la pérdida, horas después de conocerse la noticia.

También lo hicieron el presidente de la Federación Internacional de Voleibol, el chino Wei Jizhong, y la campeona olímpica de tenis de mesa Deng Yaping, quien recibió la medalla de oro de manos de Samaranch en Atlanta 1996 y Barcelona 1992.

«Samaranch marcó mi vida», destacó la jugadora, que mantenía una gran amistad con el barcelonés.

Samaranch visitó China en 29 ocasiones, y casi siempre fue recibido como un ídolo en el país, donde existen varias estatuas en su honor en Pekín y otras ciudades.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído