Lindsay Lohan se autoinvita a la boda de Katy Perry

Coincidieron en el festival de música que anualmente se celebra en California, el Coachella, e hicieron muy buenas migas. En broma y con unas copitas de más, Katy sugirió a Lindsay que sería una buena dama de honor en su boda, cosa que la actriz se tomó al pie de la letra y no tardó en contarle a todo el mundo.

¿Quién no se ha arrepentido más de una vez de haber dicho algo que no pensaba con dos copas de más? Katy Perry es una de ellas. Hace unos días coincidió con Lindsay Lohan, entre muchos otros famosos, en el multitudinario festival de música de Coachella.

Las dos artistas hicieron muy buenas migas desde un principio y compartieron risas y confidencias entre copa y copa. Fue entonces cuando empezaron a hablar sobre la futura boda de la cantante con Russel Brand, momento en el que Katy, en broma, invitó a Lindsay a su enlace.

«Las dos chicas estaban de broma hablando sobre la boda de Katy y sus planes para el verano», explica una fuente a la web ‘Daily Star’. «En un momento, Katy bromeó con la posibilidad de que Lindsay podría ser su dama de honor perfecta».

El problema surge cuando Lindsay, tomándose completamente en serio la propuesta de Katy, aprovecha para contarle a todos sus amigos que no sólo va a ser su dama de honor, sino que también pretende prepararle la despedida de soltera, algo que, en principio, tenía encargado otra cantante, Rihanna.

Seguro que la pobre Katy se lo piensa dos veces antes de tomarse alguna copa de más e invitar a otro desconocido a su enlace con Russel Brand.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído