Nunca se ha dejado llevar por los excesos

Julia Roberts: «Mi único vicio son las patatas fritas»

La imagen que nos venden de la vida en Hollywood está marcada por el lujo, las fiestas y la preocupación por el físico, pero Julia Roberts no ha entrado en ese juego. La actriz ha reconocido que lo suyo es mantenerse lejos de los excesos y llevar una vida normal, ajena al éxito y a esa «tontería» de las dietas.

La actriz, que se encuentra promocionando su último filme Come Reza Ama, no ha dejado nunca que el dinero ni el reconocimiento público la distrajeran de sus intereses. Al contrario, Julia Roberts se ha apoyado en sus seres queridos para mantener los pies en el suelo.

«El éxito nunca se me subió a la cabeza», ha dejado claro en declaraciones recogidas por Showbiz Spy. «Siempre me he mantenido en mi lugar, con mi familia y amigos».

Pese a las muchas tentaciones que ofrece Hollywood, Julia no sólo ha sabido resistirse, sino que es algo que le ha salido natural: «Nunca he tenido tendencia a los excesos, ya sean las drogas o el sexo».

En realidad, su punto débil está muy lejos del lujo y la fama. «Mi único vicio son, tengo que confesarlo, las patatas fritas», admite la actriz.

Y es que aunque tenga que mantener una imagen cuidada debido a su profesión, la preocupación por las dietas es algo que también ha dejado atrás: «Estoy demasiado vieja para esas tonterías».

«Es tan estúpido, tan falto de sentido… Está motivado por una cultura que por alguna razón quiere perpetuar la glorificación de la juventud. Es triste. Sé que la gente lo pasa mal por ello», sentencia Julia.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído