La clase política homenajea a Enrique Curiel

La clase política homenajea a Enrique Curiel
. EFE/Archivo

La clase política, con los presidentes del Congreso, José Bono, y del Senado, Javier Rojo, a la cabeza, han homenajeado esta noche a Enrique Curiel, un hombre que luchó por la libertad en España y que, en palabras del dirigente comunista Santiago Carrillo, ha vivido como un «político honesto».

Curiel, fallecido esta madrugada en Madrid a los 63 años de edad a consecuencia de un cáncer, fue vicesecretario general del PCE y más tarde se afilió al PSOE, con el que ocupó escaños en el Congreso y en el Senado.

Al tanatorio de La Paz, donde se ha instalado la capilla ardiente, numerosos políticos, especialmente de ambos partidos,han acudido a despedirle y le han ofrecido un sentido homenaje en la sala multiconfesional del centro.

Además de Bono, Rojo y Carrillo, han asistido los ministros de Presidencia, Ramón Jáuregui; Sanidad, Leire Pajín; y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, así como compañeros que militaron con él en el PCE, como Cristina Almeida.

Txiqui Benegas, Gaspar Llamazares, Joan Lerma, Francisco Fernández Marugán, Jaime Lissaveztky, Eduardo Madina, Matilde Fernández, Antonio Gutiérrez y Rodolfo Martín Villa son algunos de los políticos que han acudido al homenaje.

Aunque Curiel militó también en el PSOE, su deseo ha sido, tal y como ha recordado Bono en un breve discurso, que el féretro fuera cubierto con la bandera del Partido Comunista.

Enrique Curiel contaba con escasos recursos económicos y hace unos díez días, ha relatado Bono, llamó al presidente del Congreso para decirle que no tenía nada para someterse a los tratamientos si superaba una fase de su enfermedad.

Y es que Curiel, según ha resaltado Carrillo en una pequeña alocución, vivió como «un político honesto, sin un céntimo y sin haber metido la mano en ningún lugar peligroso».

Santiago Carrillo ha lamentado su muerte -una de «las grandes injusticias en el reparto de la salud», ha dicho-, a quien conoció en París como un estudiante que ya se manifestaba con «gran claridad y fuerza».

Un político «capaz» que se encontró en algunos momentos, según Carrillo, «con un drama de dificultad para ubicarse políticamente», como les sucedió a otros políticos de su generación.

En nombre de sus viejos camaradas, Carrillo ha expresado su pesar por su prematura desaparición.

Bono, por su parte, ha querido rememorar una carta que escribió Curiel en 2008 para responder a los que criticaban que estuviera buscando el cadáver de un tío que fue fusilado en el franquismo.

En ese escrito Curiel decía que la reconciliación «no puede ser de sólo una parte» y que la «indignidad, cuando desenfunda, no tiene límites».

La indignidad «desenfundó contra él en muchas ocasiones», ha asegurado Bono antes de afirmar que a Curiel «no se le ha hecho justicia».

Dirigiéndose a Carrillo, el presidente del Congreso ha agradecido a los comunistas todo lo que hicieron por la libertad en España y ha dejado claro que Curiel «ha honrado» a los partidos a los que perteneció.

Carmen, la mujer del político fallecido, ha agradecido emocionada este homenaje a «un buen hombre, un buen amigo, inocente a veces y muy sensible, que quería mucho a su país y que por éste luchó toda su vida».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído