Los pueblos y el campo se quedan sin «voluntarios meteorológicos»

El cambio de una sociedad eminentemente rural a otra urbana ha provocado que el número de «voluntarios meteorológicos» de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) caiga a menos de la mitad en algo más de tres décadas.

Según explican desde la Aemet, el registro de datos climatológicos por parte de aficionados al tiempo se remonta a las primeras etapas de los servicios meteorológicos.

En el caso español fue Augusto Arcimis, primer director del Instituto Central Meteorológico (actual Aemet), quien, a finales del siglo XIX, consideró conveniente ampliar la entonces insuficiente red de observatorios.

En 1911 se procedió oficialmente a la ampliación de la red profesional de observación, incorporando a ella estaciones de colaboradores voluntarios.

Según recuerda la Aemet, «la iniciativa obtuvo muy buena respuesta por parte de numerosas personas de todos los rincones de España», principalmente agricultores, maestros de escuela y párrocos de zonas rurales.

Así, en 1913 se habían instalado ya unas 400 estaciones. El número de colaboradores siguió creciendo, hasta alcanzar la cifra récord de algo más de 5.700 personas en 1976. Sin embargo, a partir de ese momento se inició un declive que, según la Aemet, se ha prolongado hasta nuestros días.

En la actualidad, el número de estaciones de la red de colaboradores de la Aemet ronda las 2.500. Meteorología achaca este brusco descenso a la progresiva transformación de la sociedad y al éxodo rural.

INTERNET

Por otra parte, la Agencia Estatal de Meteorología reconoce que Internet está congregando a muchos aficionados en torno a foros virtuales.

Según indica la Aemet, en los últimos años este colectivo no ha parado de crecer y ha puesto en marcha una importante cantidad de estaciones meteorológicas. Muchos de ellos recogen sobre el terreno y de forma inmediata información relacionada con fenómenos adversos.

La Aemet aprovechó la celebración esta semana del Día Meteorológico Mundial para «abrir públicamente sus puertas» a todos estos aficionados, para «explorar conjuntamente las vías para una adecuada cooperación y colaboración».

La Agencia entregó el pasado miércoles sus Premios Nacionales de Colaboración. Los agraciados fueron Manuel Capelo, de Moguer (Huelva); Antonio García, de Liérganes (Cantabria), y Juan González, de Arona (Tenerife).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído