"Si me encontrara a Chuck Lorre por la calle, le daría un abrazo"

Charlie Sheen se reconcilia con el productor de ‘Dos Hombres y Medio’

Reconoce que Larre le "alzó desde lo más bajo hasta un sueño"

Charlie Sheen se reconcilia con el productor de 'Dos Hombres y Medio'
Charlie Sheen. EP

Hace unos meses nadie hubiera apostado por esta reconciliación, pero parece que está cada vez más cerca. Tras los insultos, descalificaciones y acusaciones mutuas, Charlie Sheen ha decidido pasar página y olvidar el rencor. El actor dice incluso estár dispuesto a abrazar, si fuera menester, a su antiguo archienemigo: Chuck Lorre, el productor de ‘Dos hombres y medio’.

Estos días se celebra en Miami una reunión de ejecutivos televisivos que presentan las ofertas comerciales del sector para los próximos meses, en la que también ha participado el propio Sheen. Allí, en una entrevista, el actor ha reconocido que, ahora, si se «encontrara a Chuck Lorre por la calle, le daría un abrazo».

Ante la atónita mirada de los periodistas, Sheen reconoció que Lorre había sido el artífice de algo que «básicamente» le «alzó desde lo más bajo hasta un jodido sueño que sólo existía en fantasías». «Chuck hizo eso», sentencia.

«Por eso estaba tan jodidamente ofendido cuando no pude continuar en el show, porque todo lo que habíamos conseguido juntos era épico», continuó el antiguo protagonista de la serie.

Es más, en unas palabras recogidas por ‘The Hollywood Reporter’, Sheen incluso explica lo que él cree que le pasó a Lorre: «Yo hice las cosas a mi manera, y él las hizo a la suya, y así salieron las cosas, pero, si le viera, le abrazaría y olvidaría el resto».

NUEVOS HORIZONTES PARA CHARLIE SHEEN

Ahora que parece que ha dejado el pasado atrás y sin rencores, el hijo díscolo de Martin Sheen se centra en su nueva serie, ‘Anger Management’. Aún así, y como las comparaciones son odiosas pero inevitables, no ha podido resistirse y hablar a la vez de ‘Dos Hombres y medio’.

«Ahora me siento con los productores y juntos escribimos parte de los guiones. A mí me dejan introducir nuevas ideas y participar de la creación de la serie», explicó sobre su nueva faceta. «En cambio, en ‘Dos hombres y medio me decían que me fuera a casa un martes a la una o las dos de la tarde, así que tenía mucho tiempo libre».

El propio Sheen reconoce su culpa alegando que tanto tiempo libre -en lo estrictamente profesional- le hacía no ser «muy activo y aburrirse rápidamente», algo que le pasó factura «desde la tercera temporada», en la que «ya estaba quemado».

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído