Aprovechando la gira rusa principesca y ocupando un lugar privilegiado en las fotos

Corinna se dedica ahora a chupar cámara con Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock

La amistad viene de largo, pues estuvo en el enlace monegasco del heredero del Principado

Corinna se dedica ahora a chupar cámara con Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock
Corinna zu Sayn-Wittgenstein. EP

Este jueves 3 de octubre se dejaban fotografiar juntos Alberto de Mónaco, Charlene Wittstock con el patriarca ortodoxo de Moscú y de todas las Rusias, Kiril y…. Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

El matrimonio principesco en plena gira en Rusia ha contado con la presencia de Corinna. Si hace escasas horas Alberto de Mónaco se entrevistaba con V. Putin sin damas, con 70 empresarios y profesionales del país y el ministro de Finanzas, el pasado jueves lo hacía con el patriarca ortodoxo en compañía de su esposa, su ayudante el coronel B. Philippon, y Corinna que no tuvo reparo en posar de lo más sonriente en la foto oficial.

LUGAR PRIVILEGIADO

A pesar del riguroso protocolo en negro, la alemana no pasó desapercibida, y ocupó un lugar privilegiado. Corinna siempre sabe colocarse en la foto y aparecer a pildorazos, tal y como supo captar ‘El Mundo‘ en su edición de este domingo 6 de octubre.

El último, ante el reportaje que realizaba la edición americana de ‘Vanity Fair’ hablando sobre el Rey donde mantenía que seguía hablando con sus hijos, que era un anciano caballero que lucha por su salud y creo que necesita toda la ayuda que pueda conseguir y que con la Reina se había cruzado alguna vez por accidente.

La amistad viene de largo, pues estuvo en el enlace monegasco del heredero del Principado, cuando ella era todavía era una desconocida para gran parte de la sociedad española. No hay que olvidar que zu Sayn-Wittgenstein vive a caballo entre Nueva York y Mónaco donde reside principalmente en los apartamentos «Le Montaigne» que cuestan la friolera de seis millones de euros (de 100 metros cuadrados) y entre 10.000 y 15.000 euros mensuales alquilados. Según pudo saber el Programa de AR, Corinna dispondría de tres apartamentos en el edificio.

GRAN CARTERA DE CLIENTES

Lo que está visto es que Corinna continúa con sus labores profesionales a través de su gran y selecta cartera de clientes entre los que se encuentran jefes de Estado y miembros de familias reales de todo el mundo.

¡Ains! que difícil nos lo han hecho pasar el Príncipe monegasco y la princesa Corinna. El primero por lo difícil que se lo hace pasar a España en sus preguntas para conseguir las ansiadas olimpiadas, y ella porque a pesar de querer permanecer en el anonimato al final es inmortalizada y ocupar los puestos más privilegiados. Alberto de Mónaco y Corinna… una foto de lo más curiosa que si fuera una película bien podría llevar el título de Desde Rusia con amor…

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído