La pareja de húngaros, que les sometió a salvajes torturas, puede ser condenada a 15 años de cárcel

Violaban a sus hijos hasta desmayarlos y les hacían comer ratas y excrementos

La niña de 8 años y sus hermanos de 9 y 10, debían cazar a los roedores de que se alimentaban, así como insectos

Violaban a sus hijos hasta desmayarlos y les hacían comer ratas y excrementos
Maltrato infantil PD

Ninguno de los tres niños sabía qué era un cepillo de dientes y todos presentaban graves problemas de higiene

Una pareja húngara ha sido detenida por haber torturado y violado durante años a sus tres hijos, informaron este martes medios locales. Los padres, vecinos de la localidad de Szigetszentmiklós, al sur de Budapest, abusaron sexualmente y torturaron a su hija de 8 años y sus dos hijos, de 9 y 10 años.

La portavoz de la Fiscalía de la provincia de Pest, Csilla Gyugyi, informó a Efe de que se han presentado cargos por «abuso sexual y otros delitos contra menores de 12 años», y agregó que para proteger a las víctimas no podía desvelar más detalles. Gyugyi agregó que en este caso la pena máxima es de 15 años de cárcel.

Los padres fueron detenidos y se les retiró la tutela sobre los menores hace un año, pero el caso se ha conocido solo ahora, cuando la Fiscalía ha presentado los cargos.

RATAS E INSECTOS

La brutalidad del caso ha conmocionado a la opinión pública húngara.
Los padres obligaron a sus hijos a comer excrementos, que mezclaban con galletas, y les enseñaron a comer ratas e insectos, que los niños debían «cazar» en la casa donde vivían, según la prensa, que cita a fuentes policiales.

Ninguno de los tres niños sabía qué era un cepillo de dientes y todos presentaban graves problemas de higiene.

Los dos chicos en una ocasión lograron escapar de casa, pero en su ausencia «todo el terror cayó sobre la hermana, y cuando (los padres) encontraron a los dos niños, los violaron hasta que cayeron desmayados», escribió este martes 26 de noviembre el diario ‘Blikk‘.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído