El diminuto fragmento que se le vino encima en Miami le provocó una brecha que requirió puntos de sutura

Le cae un meteorito en toda la cabeza a un niño de 7 años mientras jugaba

El padre creyó en un principio que la herida había sido ocasionada por el golpe de una pelota de golf o de un pájaro

Le cae un meteorito en toda la cabeza a un niño de 7 años mientras jugaba
Imagen de los fragmentos del meteorito que le cayó encima al niño en EEUU EFE

En 1954, una mujer de Alabama sufrió heridas tras ser impactada por un fragmento de unos cuatro kilos

Científicos de la Florida Atlantic University creen que el impacto que recibió en la cabeza un niño de 7 años residente en Loxahatchee, al norte de Miami (EE.UU.), pudo ser procedente del diminuto fragmento de un meteorito, informó este miércoles 27 de noviembre un medio local.

El niño, Steven Lippard, se encontraba jugando fuera de su casa el pasado sábado 23 de noviembre cuando recibió en la cabeza el impacto de un objeto que le causó una herida profunda y que requirió puntos de sutura.

CREÍAN QUE HABÍA SIDO UN PÁJARO

El padre del niño creyó en un principio que la herida había sido ocasionada por el golpe de una pelota de golf o de un pájaro, pero encontró unas pequeñas piedras junto a su hijo y decidió llevarlas a un laboratorio para su análisis.

Las pruebas realizadas posteriormente en un laboratorio de la citada universidad indicaron que las pequeñas piedras que le golpearon -del tamaño de un guisante- eran metálicas, una señal de que pueden proceder del espacio, informó el Canal 12.

Se espera que un examen químico pueda determinar finalmente si estas diminutas piedras proceden o no de la estratosfera.

Según este medio, sólo dos personas es Estados Unidos recibieron en tiempos recientes el impacto de algún tipo de fragmento de meteorito.

En 1954, una mujer de Alabama sufrió heridas tras ser impactada por un fragmento de unos cuatro kilos y, en 1992, cayó otro, de unos 13 kilos, sobre un vehículo en Nueva York.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído