El Papa telefonea para felicitar el año a unas monjas argentinas que viven en España

Mensaje en el contestador: “Soy el papa Francisco; a ver si más tarde puedo llamar”

Las religiosas, carmelitas en un convento de Lucena (Córdoba) estaban rezando

Mensaje en el contestador: “Soy el papa Francisco; a ver si más tarde puedo llamar”
El Papa Francisco. VT

Al no haber respuesta a su llamada, Francisco deja un mensaje en el contestador

El papa Francisco llamó esta Nochevieja a un convento de Carmelitas Descalzas de Lucena (Córdoba) y nadie contestó. Así que dejó un mensaje en el contestador:

«¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender? Soy el papa Francisco, quiero saludarlas en este fin de año, veré si más tarde las puedo llamar, que Dios os bendiga».

La hermana Adriana, priora del convento, declaró a la cadena COPE que ella y las cuatro monjas de la comunidad estaban en el rezo del mediodía.

«Eran las 11.45 horas. Cuando pude acercarme al contestador literalmente me quería morir. Nuestra amistad es de hace quince años pero jamás pensamos que el Papa se iba a acordar de nosotras».

La superiora reveló que a las 19.15 el Papa volvió a llamar. 

«Le pedí permiso para hablar con el manos libres para que escucháramos todas. Nos trasladó el mensaje de que no nos dejáramos robar la esperanza porque la tristeza lleva a la pereza espiritual, a la desesperanza. Recordó su encíclica en la que asegura que el alimento más sustancioso del demonio es la tristeza del hombre». 

Son cinco monjas las que viven en el convento, según la web Lucena Hoy, tres de ellas argentinas, que son las que son conocidas del papa Bergoglio.

Sor Adriana y dos hermanas más son argentinas, al igual que Francisco. Con ellas conviven dos monjas más. Una venezolana y una lucentina, Yolanda Amaya.

Las cinco son las únicas que, en la actualidad, viven en el Convento de las Madres Carmelitas Descalzas de Lucena. Sus días transcurren entre la oración y el trabajo para poder sacar adelante la pequeña congregación.

Sus labores consisten en confeccionar ropa de bebé, cuadros hechos de tela o imágenes artesanas del Niño Jesús.

En 2012, celebraron los 400 años de existencia del convento en la localidad cordobesa. Seguro que nunca olvidarán cómo han empezado este 2014: con la felicitación del Papa Francisco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído