Elvira Berardie, de 88 años, soportaba asustada las tortas de la loca de turno hasta que el hijo descubrió el pastel

[Vídeo] Así podría estar tratando alguna enfermera a su anciana madre: ¡a bofetadas!

Gustavo empezó a sospechar y por eso colocó una cámara escondida en el cuarto y...¡oh sorpresa!

La cuidadora le causó diversas heridas, y fue denunciada a la Policía gracias a una cámara oculta

Uno puede ponerle a su impedida madre una cuidadora profesional, sin duda con la mejor de las intenciones, aunque a veces la cosa viene torcida, y no precisamente por nuestra culpa.

Es lo que le sucedió a un entregado hijo que no tenía tiempo por culpa del trabajo para atender debidamente a la suya, y que por ello contrató los servicios de una enfermera profesional.

HERIDA Y ASUSTADA

Al cabo de cierto tiempo observó cómo la pobre mujer se mostraba «atemorizada» y con heridas de la más diversa índole. Y no era para menos: la solícita profesional era una loca de cuidado que se dedicaba a pegarle maporros a mansalva y a tirarle salvajemente del pelo.

La víctima fue una anciana de 88 años en la ciudad de San Martín, Buenos Aires (Argentina). El hijo de la mujer, Gustavo Russo, contrató hace casi dos años a la ‘iracunda’ para que cuidara a su madre, Elvira Berardie.

Gustavo empezó a sospechar y por eso colocó una cámara escondida en el cuarto, con el resultado que puede apreciarse en el vídeo.

Ni que decir tiene que la denunció a la Policía. Ver para creer.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído