Había hablado con los médicos en el hospital donde estaba y creyó entender que había muerto

La ‘vieja chocha’ de la hermana le pone su esquela y le da al pobre un susto de muerte

Un amigo de Svensson, que fue al hospital para recoger las cosas del 'difunto', se lo encontró vivito y coleando

La 'vieja chocha' de la hermana le pone su esquela y le da al pobre un susto de muerte
Muerte, terror y miedo. PD

Al ciudadano sueco casi le da un infarto cuando la enfermera le trajo el diario a la cama, y leyó su propia esquela. Lo había publicado la ‘despistada’ de su hermana, según da cuenta ‘Gawker‘.

Sven-Olof Svensson, de 81 años, ingresó en el hospital en Nochebuena porque no se encontraba bien. Ese mismo día, su hermana, de 90 años, habló con los médicos y creyó entender que Svensson había muerto.

Ella misma escribió la esquela de su hermano menor, que se publicó la víspera de Año Nuevo en el rotativo ‘Jönköpings-Posten‘.

Sin embargo, un amigo de Svensson que fue al hospital para recoger las cosas del ‘difunto’ lo encontró muy vivo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído