El buen doctor le echó algo más que agallas al asunto, tras ser atacado en aguas de Nueva Zelanda

Un tiburón le muerde la pierna, lo espanta con una navaja y se va a un bar de copas tras coserse él mismo

"Solo pensé: joder, necesito soltar este bicho de mi pierna"

Sus amigos le tuvieron que llevar luego al hospital, porque se estaba desangrando de lo lindo

El tipo le echó agallas, y nunca mejor dicho. La conducta de un médico que fue atacado por un tiburón en aguas de Nueva Zelanda es cuando menos heroica y, por qué no decirlo, algo ‘chulesca’.

Y es que el buen hombre, James Grant para más señas, logró salvarse del animal con una navaja, se cosió las heridas y se fue a un pub cercano a tomarse una cerveza antes de que sus amigos le llevaran al hospital, porque se estaba desangrando de lo lindo. 

«JODER, NECESITO SOLTAR A ESTE BICHO»

James, de 24 años, y cuyas declaraciones al respecto pueden verse en este enlace, pensó que uno de sus compañeros de pesca submarina le estaba tomando el pelo cuando sintió que algo le tiraba de la pierna.

Al volverse y ver la cara del depredador marino, le empezó a clavar la navaja que tenía en las manos para que soltase la pierna:

«Solo pensé: joder, necesito soltar este bicho de mi pierna».

Al final logró hacer que el tiburón se fuera. Grant entonces salió del agua, inspeccionó los daños y se cosió las heridas con el instrumental del botiquín de emergencia. 

La impactante experiencia no ha conseguido que abandone la idea de pescar:

«Cuando me quiten los puntos de sutura, volveré al agua».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído