Tras haber asimilado el 'jarro de agua fría' afronta una nueva vida lejos de Hollande

Valérie Trierweiler regresa al periodismo activo y amenaza con no callarse nada

Confiesa que ese rumor ya había llegado a sus oídos, pero decidió dejarlo pasar

Valérie Trierweiler regresa al periodismo activo y amenaza con no callarse nada
Valérie Trierweiler. LE

La nueva vida de Valérie Trierweiler está repleta de proyectos. Así lo quiere dar a entender tras su ruptura con el presidente francés y su prematura salida del Elíseo.

Según ‘ABC‘, la exprimera dama aún reside en el apartamento de alquiler donde llevaba ya dos años con Hollande, sin embargo, su vida ahora se podría decir que se encuentra «en proceso de transición».

EMPEZAR DE CERO

Con todo el escándalo de la infidelidad del presidente, Valérie confiesa que ese rumor ya había llegado a sus oídos, pero decidió dejarlo pasar, porque como ese, muchos han sido los rumores que pudiera afectar la vida conyugal del presidente y su ya ex primera dama.

Ahora bien, habiendo asimilado tal «jarro de agua fría», Valérie afirma que continuará con su papel de periodista, el cual aprovechará como modo de venganza. Sin callarse nada, se convertirá en una profesional de la información de mucho peligro.

Valérie lleva desde 1989 trabajando para el semanario galo «París Match», donde sigue trabajando su segundo marido y padre de sus hijos, Trierweiler aportaba su granito de arena al periodismo con dos artículos por mes.

Según ‘La Razón’, concedió una entrevista grabada de 40 minutos a su compañera Émilie Blachère, con la que estuvo hablando más de tres horas antes de llegar a su destino, sin embargo, solo se sabrá lo que en esos 40 minutos se dijo, el resto queda en secreto de confesión.

UNA CONTRADICTORIA DESPEDIDA

Uno de los momentos más destacables para Valérie, fue su marcha del Palacio del Eliseo, donde muchos integrantes del personal de palacio dieron un adiós emocionado a Trierweiler tras su salida obligada de su papel como primera dama. Sin embargo, según cuenta ABC, Valérie admitió que el lujoso palacio no era algo que le agradara en exceso: «no me gustaban los oros y dorados del Elíseo».

La emoción de esta despedida fue publicada por la propia Valérie en su cuenta Twitter, algo que según ‘La Razón’ se tomó a broma François Hollande, ya que varios medios franceses afirman que el Presidente francés comentó lo del tuit con sus colaboradores, diciéndoles que «si alguien desea abandonar el Elíseo, embargado por la emoción, debe decírmelo en los próximos días».

Las personas cercanas al presidente, cuentan que la relación no iba bien desde hace tiempo, por esto se ve comprensible la frialdad con la que se ha tratado el tema de la ruptura tras «el desliz de Hollande». Hasta el escueto comunicado de ruptura, con apenas 18 palabras, evidencia la falta de delicadeza para comunicar el tema.

SI NO FUERA PRESIDENTE, PODRÍAMOS SEGUIR JUNTOS

Si hay dos elementos que Valérie considera determinantes para este desenlace son: los rumores de otras aventuras amorosas del presidente y las presiones y los comentarios de burócratas y políticos internos en el círculo de Hollande.

Además de esto, alude igualmente a la fama y a la responsabilidad de ser presidente de Francia un hecho que ha contribuido a su ruptura: «Si él no hubiese sido presidente, nuestra historia habría podido continuar».

Lo que Valérie tiene muy claro, es momento de rehacer su vida, de dejar atrás el Elíseo, del cual tiene palabras tanto de agradecimiento como de crítica y, sobre todo, de eliminar su papel de ex primera dama despechada por el de periodista crítica dispuesta a dar rienda suelta a su opinión sin ningún tipo de censura.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído