Andan alerta, pero raro es el que no termina soltando una inconveniencia por un micrófono

Los ‘pilladas’ a los políticos españoles: Guindos, Rajoy, Aguirre, Bono…

El abanico es amplio y va del taco malsonante a la metida de pata total

El último ha sido el ministro de Economía español, Luis de Guindos, pillado hace unos días mandando a ‘tomar por el culo’ a los periodistas.

El episodio ‘malsonante’ sucedió en Bruselas, cuando acudía a la última reunión del Eurogrupo ‘popular’.

Guindos se sintió descolocado por preguntas referidas a posibles subidas de impuestos realizadas por una periodista y, tras esto, las cámaras le ‘cazaron‘ junto a sus colaboradores diciendo:

«Que se vayan a tomar por culo», en clara alusión a los informadores con los que había hablado.

Sin embargo, la ‘pillada‘ del ministro español no es un caso aislado.

Otros cargos de responsabilidad política en España han ‘tirado‘ de expresiones poco apropiadas que fueron registradas por micrófonos para la burla pública.

Esperanza Aguirre tampoco resistió a la prueba del micrófono indiscreto cuando en 2010 trascendió una conversación suya privada que mantenía con su entonces vicepresidente en la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Ambos se referían a los cambios en el Consejo de Administración de Caja Madrid, y Aguirre espetó: «Hemos tenido la suerte de poderle dar un puesto a IU quitándoselo al hijo puta».

El calificativo combustionó al ser interpretado en alusión al alcalde de Madrid del momento, Alberto Ruiz-Gallardón. Sin embargo, la presidenta del PP de Madrid aseguraba entonces que estaba hablando de «otro consejero».

Bono la emprede contra Blair

Uno de los momentos más embarazosos por su trascendencia internacional lo protagonizaba el entonces presidente de Castilla-La Mancha José Bono en 2004, cuando, disgustado porque primer ministro británico Tony Blair recibiese a Rajoy en Londres, comentaba con un compañero socialista:

«Nuestro colega Blair es un gilipollas integral, ¿no?».

En 2002, José María Aznar, como presidente español, realizó una conferencia en el Parlamento Europeo informando sobre los logros de la Cumbre de Barcelona, que se había celebrado recientemente.

Tras recibir la ovación correspondiente, el presidente español se dirigió en voz baja al secretario de Estado de Política Exterior y le espetó: «Vaya coñazo he soltado».

Eso sí, tras descuidarse y dejar el micrófono de su intervención aún abierto.

Al otro lado del espectro, no faltan los ejemplos. En 2008, con la cámara aún grabando, aunque fuera de emisión, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confesó a Iñaki Gabilondo tras una entrevista en Cuatro, que aunque las encuestas electorales iban bien, a los socialistas les convenía que hubiera «tensión».

El propio Mariano Rajoy, ese mismo año, aludió al «coñazo de desfile» de la Fiesta de la Hispanidad al que debía asistir.

Con ironía, comentándolo a un compañero de partido, el actual presidente del Gobierno español comentaba que se trataba de «un plan apasionante».

El presidente del Congreso de los Diputados en 1997, Federico Trillo, sacó a la luz su carácter con un sonado «manda huevos» lanzado con el micrófono abierto en plena votación en la Cámara Baja.

Trillo se refería a la enrevesada redacción de una de las medidas que estaban a punto de votarse. La expresión tuvo mucho impacto mediático en aquella ocasión, ya que pudo escucharse sin problemas reverberando por toda la sala.

 

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CHANDALES

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído